Antoniocasassilueta copia original

Tras los Cristales

Antonio Casas
@casassimon

Conmemorar el 14 de abril

Celebrar el 14 de abril significa mucho más que conmemorar una forma de gobierno, una forma de elegir al jefe de estado o un episodio de nuestra historia; es celebrar un modelo de igualdad, libertad y de democracia. 

El pasado lunes 14 de abril se conmemoró el 83 aniversario de la proclamación de la segunda república. Este hecho se produjo tras la celebración en España de unas elecciones municipales en las que resultaron ganadoras, por abrumadora mayoría, las fuerzas políticas que defendían esta forma de organización del Estado. Se produjo de un modo tranquilo y pacífico.

 

Era la segunda vez que en España se producía este hecho, y en seguida comenzó a llevarse a cabo un paquete de reformas que dibujarían lo que el ideario, o el espíritu republicano, proclamaban: igualdad, laicidad del Estado, una educación pública, aconfesional y de calidad, y una serie de medidas que dignificarían la vida de mucha gente que hasta entonces vivía sometida. La de educar ciudadanos en igualdad de oportunidades era la piedra angular de este nuevo estadio político.

 

Pero en 1936 este sueño se vio truncado por un golpe de estado alentado por el fascismo que asestó un feroz zarpazo a las libertades. La intolerancia y la negativa al progreso privaron a España de una oportunidad, a la larga, para ser un país de vanguardia en Europa, sumiéndola en un oscuro pozo del que costaría cuatro décadas salir.

 

Aún hoy somos muchos los que celebramos cada 14 de abril aquel histórico día que las calles de España vivieron en una explosión de esperanza. Se homenajea a quienes lucharon por la democracia y la libertad, es decir, por la República, y se luce la bandera tricolor con orgullo, y esto se produce por varias razones.

 

Porque a diferencia de otras banderas, la tricolor no representa a la tribu, no tiene un sentimiento nacionalista detrás, o de nacionalismo excluyente. La bandera tricolor representa unos valores que garantizan la libertad, la igualdad y el bienestar de quienes aquí viven.

 

Porque aún queda mucho daño qué reparar. Quienes ganaron la guerra civil tuvieron 40 años de homenaje mientras se reprimía a los perdedores. A día de hoy hay familias que no saben donde están enterrados sus familiares, aquellos que murieron defendiendo la libertad y la democracia. No llegaremos a ser un país normal mientras todavía haya cientos de miles de españoles enterrados en sus cunetas.

 

Y porque los valores que persigue la república están vigentes, hoy más que nunca, cuando los púlpitos vuelven a dictar los preámbulos de las leyes, la dignidad de las personas se ve más amenazada que nunca y la igualdad de oportunidades se esfuma mientras la derecha construye una sociedad elitista en el que no todos partimos en la misma línea de salida.

 

El 14 de abril significa mucho más que una forma de gobierno, más que una forma de elegir al jefe de Estado (que también), y mucho más que una conmemoración. Significa libertad, igualdad y democracia. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: