Fernando sanchez original

Territorio Pyme

Fernando Sánchez Salinero
Empresas al borde de un ataque de nervios

Empleabilidad, porque mañana puedes no tener trabajo

€œSi alguien busca la salud, pregúntale si está dispuesto a evitar en el futuro las causas de la enfermedad; en caso contrario, abstente de ayudarle€. SócratesEn un mundo de turbulencias sorprende ver a personas que hablan como si su vida no fuese a cambiar nunca, como si su trabajo (propio o por cuenta ajena) fuese a durar siempre. Obviamente, si eso fuese cierto, alguna de sus conductas y su olvido de la mejora profesional, tendría algún punto comprensible, pero, siendo justo lo contrario, Âżcómo entenderlo?

La película 'The company men' recién llegada a los videoclubs, y que recomiendo encarecidamente, vuelve a incidir sobre la falsa sensación de seguridad que da un empleo bien remunerado y una situación social aparentemente desahogada. Se ejemplifican, con las limitaciones propias de una película, las distintas actitudes ante la pérdida del trabajo, y lo difícil que les resulta aceptar que ya nada volverá a ser igual, y que sólo pretendan alargar, con una actitud kamikaze, sus hábitos de gasto, que consideran €œnormales€, y a los que no sólo no quieren, sino que no saben renunciar.

Pero, Âżqué han hecho en la época de abundancia? ÂżPreparar el futuro? NO, padre. La preocupación era ver si bajaban su hándicap en el golf, o comparar los catálogos de los Porsche con los de los Aston Martin.

He visto demasiados cambios drásticos en las vidas de muchas personas, como para saber que nada dura para siempre, que hoy trabajas aquí y mañana estás en la calle, que hoy eres propietario de un empresón y mañana no tienes ni dónde pasar la noche, como para que uno de mis mensajes continuos sea:

!Vuélvete lo más empleable posible! Actualiza continuamente tus conocimientos, habilidades y capacidades, de tal forma que si mañana perdieras el empleo o el negocio, en muy poco tiempo pudieras optar a uno nuevo de similares características.

Generalmente me encuentro con conductas acomodaticias y el extendido €œya mañana si eso€. Lo curioso es que prepararse y ser más empleable, multiplica tu rendimiento en tu actual trabajo, al sumar nuevas habilidades en el ejercicio de tu profesión, en vez de recluirte tras la rutina.

ÂżEres mejor profesional que hace un año? ÂżEn qué? Estas deben deber ser preguntas de fácil respuesta. Si no, es muy posible que estemos contribuyendo a que ese cambio abrupto se acelere.

Demasiada gente está preocupada en trabajar menos o en cambiar lo menos posible sus hábitos, como para dirigir su energía y capacidad a crecer cada día. Nos encontramos con que, como a los protagonistas de la película, la situación de su empresa les es completamente ajena, hasta que un día, sorpresivamente, les despiden porque es una ruina. Y se dan cuenta de que nadie les quiere y que no pueden ofrecer nada en lo que ninguna empresa esté interesada.

ÂżCuántas personas llevan haciendo durante años básicamente lo mismo y de la misma manera? ÂżCuántos negocios van a desaparecer y van a dejar a miles de personas K.O. sin capacidad para encontrar ningún trabajo, porque cuando les pregunten qué saben hacer, apenas puedan decir nada de valor?
La pregunta incómoda, muy incómoda, quizá, es: Si mañana perdieras tu trabajo, Âżalguien te contrataría?

Cuando uno tiene trabajo, puede caer en la trampa de pensar que es imprescindible y muy valioso, hasta que, como en la película, la vida le recuerda cuál es su situación real.

Hacerse cada día más empleable no es un afán sólo para los muy entusiastas con el trabajo, en estos tiempos turbulentos, es un hábito de supervivencia.

Fernando Sánchez Salinero

www.utopialeonardo.com


Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: