Pau t original

T de estilo. Miss P.

Miss P.
Blog de Miss. P

Tres eran tres

Eso es. Anda que no queda el claro el titulo de este post. Tres eran tres las prendas, una de cada, que has de tener este otoño invierno. Porque sí, ya está aquí la caída de la hoja, del pelo y del ánimo. Pero bueno, el final del verano a nosotras nos supone una razón más para necesitar como respirar eso que se conoce como comprar, gastar, adquirir y derrochar en trapos. Vamos a ello, darlings.

No me voy a extender mucho, es mi propósito de la reentré, dejar de contar mi vida en este blog y pasar a narrar lo que realmente debo, asuntos de moda puros y duros. Y de duros sobre todo, porque te hacen falta unos cuantos para ponerte la pila alcalina en lo que a fondo de armario se refiere.

Anota querida. Vas a tener que hacer un tres de cada, camisas, vestidos, pantalones y zapatos. Así para empezar, tampoco está mal, me he dejado fuera algunas cosas, pero chica, que no está la cosa tan estupenda como para creernos Carrie Bradshow.

Camisas
Una retro, una peter pan y una brillantosa. La retro porque va con vaqueros, pantalones de pinzas y faldas y te da ese punto otoñal con clase. La peter pan porque la lleva Paula Echevarría y punto. Te la pones. La brillantosa la necesitas para esas noches de €˜notengonada€™, con negro y a bailar.



Pantalones
Uno vaquero, uno rojo y uno mostaza. El vaquero de pata de elefante, porque se llama así, no porque disimule la pierna gorda, oye, que también, pero lo negaré ante un juez. El rojo porque basta ya de negro y el mostaza porque aunque no pegue con nada más de tu armario, lo necesitas, como lo necesitan los perritos calientes.



Vestidos
Uno negro, uno sesentero y uno estampado. No hay muchas razones, los tienes que tener y si te lo digo yo es que es así. Con esos tres, no hace falta que en tu cara a sus Majestades incluyas la palabra vestido. Estás cubierta.



Zapatos
Botin de color, bota de flecos y botín comodín. Salvo la bota de flecos, el resto no necesita razones, es obvio que tus pies están descalzos sin ellos. Las botas es tema aparte. A ver, que igual son una horterada, pero todo el mundo hablará de ellas y tú sentirás que algo falta en tu vida. A la bolsa.



Y hasta aquí primera tanda de ítems que has de tener. Si no te has aburrido de leer este post y sigues ahí, cierra ya y ale, a comprar. (Consejo a las que rinden cuentas a sus novios/maridos/madres: utilicen el coche a modo de segundo armario y súbanlo en pequeñas dosis. Así no habrá rastro del delito)

Feliz semana!

Besos, Miss P.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: