Pau t original

T de estilo. Miss P.

Miss P.
Blog de Miss. P

Sin opción a gabardina

Nuestra bella ciudad, ese lugar a dónde el entretiempo no llega, donde la vida transcurre entre el €œme pongo el bikini€ y el €œme abrocho el plumas hasta la campanilla€. Y encima nos da vergĂźenza llevar gorros. No nos queda pues otra que invertir en un abrigo inteligente, porque ése tan bonito pero que no abriga es como una provocación a los sabañones. Post de guía de qué, cómo y por qué.

Ya sabes que la suma €˜bonito€™ más €˜de moda€™ no suele resultar igual a útil. Y en un abrigo se nota el triple, porque en Salamanca hace mucho frío, por si alguien andaba perdido en climas y creía que este veranillo de san octubre iba a durar para siempre. Ya es tiempo de media tupida, botas y prendas que te permitan salir de casa sin parecer el reno Rudolph todo el día con su naricita roja.

Deberás tener un plumas, pero eso no significa que como es tiempo de matanza, tengas que convertirte en una horrible morcilla de Burgos. Los hay bonitos- vale, no- pero los hay dignos. Evita que te llegue a los pies, que te haga 10 kilos más gorda y ya por pedir, que no brille mucho.

El plumas no sirve para ir arreglada, y esto no es Londres, donde las chicas por ir monas monérrimas van sin medias, sin abrigo y si te descuidas sin ropa interior. Olvídate. Hay abrigos ideales para un look noche. Puedes llevar uno de aire militar negro o uno corto con pelo sintético. Las dos opciones son buenas. A mí me gustan más los largos, porque los cortos quedan fatal si debajo llevas una chaqueta o jersey largo.

Si estás a tope con los abrigos este año y quieres variar, necesitas uno rojo y uno camel. No mezcles ambos colores, que has de IR tú a la Plaza de toros, no SER tú la Plaza de toros. Es más fácil de combinar el camel, pero el rojo te da un toque muy chic. En fin, ya sabes que el mejor consejo de moda que puedes recibir es: €˜tú misma, es a ti a quien tiene que gustarle€™. Y con esa premisa, no fallas nunca. !Ay! de ti si empiezas a dejar que opinen€Ś.

Y añadamos esos extras que tanto me gustan. Y tan poco a mi marido. Si llueve €œnecesitas€ un chubasquero, ya que lo tienes que sea de €˜Capitán Pescanova€™, siempre es bueno poner a mal tiempo un poco de amarillo. Y si te gusta ir muy casual, a la bolsa añade una parka (por supuesto forrada de borrego) y- siempre sin guadaña- perfecta para ir en vaqueros y deportivas.


Y dicho todo esto, la que a partir de ahora pase frío es que es muy presumida y la que vaya poco favorecida es que es muy friolera. Porque grises, muchos grises, son los os he presentado hoy.

Feliz semana,
besos, Miss P.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: