Pau t original

T de estilo. Miss P.

Miss P.
Blog de Miss. P

Los 10 mandamientos de las rebajas

Busque, compare y, si encuentra algo mejor, cómprelo. Nunca un eslogan publicitario fue tan cierto, directo y adaptable a todo. En rebajas hay que tener la mente preclara y el monedero cargado lo justo. Porque sin sentido común, uno corre el riesgo de gastar más en saldos que en comprarse El Corte Inglés entero. Aquí van mis 10 mandamientos para las de esta temporada, y otras vendrán, que buenas gangas nos traerán.

Primero y más importante: mirarse al espejo con objetividad. Cuanto más buena te creas que estás, más ropa te vas a querer comprar, porque como todo te va a quedar bien, pues oye, que lo compras todo, chica. Mejor, sácate algún defecto, mujer, que seguro que aunque escondido€Ś ahí está.

Segundo: control de la ansiedad. Toca recuento de armario. Entre lo que te han traído los Reyes y lo que ya has ido comprando a lo largo de la temporada, seguro que tienes cubiertas de sobra tus necesidades. Piensa bien qué tienes, qué necesitas y qué cosas sólo quieres comprar por puro consumismo. Agoniosa, que se vuelve una muy agoniosa.

Tercero: la que espera€Śdes€Ścubre los mejores chollos. No desesperes, si no necesitas nada en concreto que creas que se agotarán... espera a que termine enero y date un paseo por las tiendas. Verás como en las €˜burras€™ (léase percheros con ruedas) están llenas de prendas a 5, 10 y 15 euros. Saldrás tan contenta que no habrá quien te aguante.

Cuarto: date un repaso por las webs que ya avanzan las tendencias de primavera. €˜ÂżPero qué digo?! , vente a este blog y te lo cuento. Y como me gusta crear tensión, te las desvelo en el quinto mandamiento, que si no, no me sale la cuenta. Este era un mandamiento puente.

Quinto: ahora sí. En primavera y verano de 2012 se va a llevar el blanco como si no hubiera un mañana, los pantalones estilo esmoquin (con una banda lateral), el encaje, los vestidos estilo años 20 y las asimetrías (un tirante, vestidos y faldas más cortos por delante€Ś). Con esto que te cuento en primicia, te vas a las rebajas y en vez de comprar de invierno, buscas lo que puedas ponerte en el estío. Pues no eres tu lista ni ná.

Sexto: no cometas el error de pasear por calles comerciales, Zamora y Toro quedan prohibidas para ti un tiempo. Si pasas, querrás entrar, si entras querrás mirar y si miras, estás perdida, amiga. Hasta marzo vete por La Alamedilla a dar de comer a los patos. Me río yo de las medidas de ahorro de Rajoy.

Séptimo: echa un vistazo a la compra online, suelen tener muy buenas rebajas, les queda más stock y encima no tienes ni que cargar las bolsas. Lo más cerca de parecer rica que vas a estar en tu vida. Disfruta, reinona.

Octavo: si en una tienda ves muchas unidades de una prenda, desconfía, eso es que es fea, mala o discriminada. Tiene el riesgo de convertirse en una de esas pobres prendas colgadas con etiqueta en el armario hasta el fin de los días.

Noveno: si no te entra lo nuevo en el armario haz un mercadillo con familia y amigas, verás qué cantidad de gente se emociona con tu ropa vieja. Eso sí, ya hazte a la idea que según se la des a alguien, al día siguiente querrás ponértela y te lamentarás.

Diez: ante todo, pásalo bien, y disfruta de ese sentimiento tan inexplicable de placer y alegría cuando ya has pagado y sales de la tienda con todas tus gangas. Es lo más grande.

Besos y felices saldos!
Miss P.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: