Pau t original

T de estilo. Miss P.

Miss P.
Blog de Miss. P

El €˜Bodamecum€™

Ah que te quedas loca con el titular, Âżno? Esto que yo voy a contar hoy es la versión de Manual de Invitada de boda equiparable al €˜Vademecum€™ de la medicina. ÂżPor qué? Porque yo lo digo. Porque nada hay peor que perder la dignidad en eventos tan señalados. Y la verdad es que es tan fina la línea entre el bien y el mal que si no fuese por mí, el mundo andaría loco.

Hace una semana recibí un €˜whatsapp€™ de mi padre. Ese señor que lee este blog. Él y un colega que analizan mis palabras, siempre sabias e irónicas, sobre la moda. En ese mensaje me pedía que le mandase instrucciones de cómo ponerse un chal en una boda. Él me dio la idea para este post, qué gran idea , la verdad es que siempre me las ha dado, de hecho mis trabajos del colegio me los hacía él (mi padre, no su amigo). Al lío.

Si deseas ser una invitada digna te digo las 3 máximas a evitar y sus correspondientes maneras alternativas que tienes a los crasos errores.

1.- No eres Rania de Jordania. Repítelo tres veces frente al espejo
Vamos, que si te has planteado ponerte falda larga y camisa, pisa el freno. A ella le quedaba divino, porque tiene una talla absurda de pequeña y porque es Rania y va a ser Reina. Tú eres una princesa, claro que sí, pero debes ser consciente de que a ti no te va a sentara asi, o puede que si, pero en las fotos irás en camisa. Qué poco glamour. Se te saldrá durante el baile.
Alternativa: vestidito sencillo, de un solo color y complementos ideales. Los dos piezas, para la madrina.



2.- El Chal como chal, pasó a mejor vida.
A no ser que tengas un Mantón de Manila, evita ponerte esa prenda como lo venías haciendo. Nada de ponértelo sobre la parte interna de los codos y colgando. Fatal. A la pira.

Alternativa: Ahora lo que tienes que hacer es ponerte una chaquetita mona, un kimono, o si ya has adquirido el chal, pues simplemente atarlo detrás en la espalda de manera que parezca una chaqueta o unas mangas falsas.



3.- Tocada€Śy seguramente hundida
Llevar tocado está sobrevalorado. Lo pienso de verdad. Ha llegado un punto que ha dejado de ser deluxe y exclusivo a pasar a ser €˜ese complemento€™. Y con eso me refiero a que a quien le queda bien y sabe llevarlo le aporta elegancia, pero nena, con un vestido de Blanco, un tocado se da de bofetadas.



Alternativa: lleva unas horquillas joya ideales, un tocado discreto que pegue con tu vestido y sobre todo déjate aconsejar, no te entregues a los metros de tela y flores porque no eres una antena. Asúmelo.
Y siguiendo estas pautas, y ese buen gusto para elegir vestido que te presupongo, no tengo más que añadir. Disfruta de la boda y ponte beoda. Ya ves que alternativas mejores€Ś ni la de José Tomás.

Besos, Miss. P.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: