Pau t original

T de estilo. Miss P.

Miss P.
Blog de Miss. P

Carnavales perpetuos

Y no es que yo quiera que estas fiestas duren eternamente, bueno, en el colegio sí, que había vacaciones. La cosa es que ha llegado un punto en el vestir que ya da igual si es Semana Santa, Navidad, Carnaval o las fiestas del pueblo. Siempre hay gente que va disfrazada, o al menos lo parece. Te ayudo a distinguir a los amantes de la caracterización cada día de su vida. Y de la tuya, por extensión. 

Seguro que cuando empiece a describirte perfiles descubres que conoces a más de uno o incluso eres un@ de ellos. No te preocupes, lo bueno de estar en esta sociedad de egobloggers, modernos, intelectuales, intensos y demás pirados, es que ya nos estamos acostumbrando a vivir en un circo.

El viejo de 20 años: ése que ha decidido llevar gafas con más pasta que un plato de tallarines al pesto, chaquetas y jersey de ochos con más bolas que un campo de golf y hasta se pone tirantes. Un chaval antigĂźo que va de moderno por ironías de la vida.


La adolescente de 50: seguro que se te ha venido a la mente un nombre muy famoso, empieza por A y acaba por Gón (venga, vamos, que sé de sobra que has pensado en la Obregón). Lleva faldas y vestidos muy cortos, prendas muy ajustadas y escotadas, y encima porque está delgada lo confunde con que está buena. Una señora mayor que no tiene espejo en casa ni vergĂźenza colgada de ninguna percha.

El listo que va de tonto: suelen ser fenómenos poco habituales, pero como las brujas, haberlos 'haylos'. Son tipos inteligentes, han ido a los mejores colegios e incluso trabajan en lugares serios donde hay que ir de traje. Pues son ésos que el fin de semana, se van de 'finde'. Y se ponen pantalones vaqueros del Desigual, camisetas ajustadas y con escote de pico, se peinan con tanta gomina que podrían matar a alguien de un solo golpe de cabeza. Son raros, horterillas y se creen lo más. Ojito con ellos.

carnaval


Las Pititas Ridruejo, Natis Abascal y Caris Goyanes en potencia que van de perlas hasta la coronilla, faldas de secretaria por la rodilla, americanas rancias con coderas y un arsenal de fulares como para organizar un ejército de pashmina. Y no pasan de los 30 y aparentan lo menos 60.
Y existen más, muchas más como los que llevan el pelo teñido de colores, o llevan medias de dibujos o incluso se atreven a llevar mezclas de colores que harían a los payasos de Micolor meterse en la lavadora y no salir nunca de vergĂźenza ajena.

Recomendaciones para que en carnaval no crean que vas disfrazad@: sencillez sin llegar al aburrimiento, prendas de colores neutros y ante la duda, la más basicuda, es decir, negro, gris, y un poquito de vaquero. Y si no, sabes que yo soy amiga del extremo, asi que te disfrazas, lo das todo, te vistes de algo de la tierra que empiece por M: Morucha, Mariquelo o Mariseca. Seguro que algo ganas, Âżque no?

Besos, Miss P.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: