Pau t original

T de estilo. Miss P.

Miss P.
Blog de Miss. P

Algo prestado, algo azul... y algo bonito, por favor

Es tiempo de novias. Que no de bodas (vaya frío, por dios). Y digo novias porque estas son las fechas estelares de las pre-esposas, el decisivo momento en que eligen su vestido especial. Ese traje blanco por el que pagarán un precio imposible para llevar un solo dia, machacarlo durante las fotos y el baile. Y todo eso, para que encima lo compren feo. Y eso, es muy habitual. Sigan adelante con este post, que de entradillas no sobrevive un bloguero.

Cuántas veces he oído lo de €˜todas las novias están guapas€™. Es la gran mentira de las bodas. Yo he estado en algunas que era verdad, pero ha habido muchas en las que la gran protagonista del día se ha equivocado. Y suele ser con el vestido. Porque ya no sólo hablamos de las que se creen la tarta nupcial, sino de las que ignoran el tamaño de sus caderas con vestidos sirena, las que optan por faldas XXL, cuando miden 1€™60 y otras, las peores, que compran el vestido sólo porque es de marca y caro. Craso error.

Si me aceptan un consejo, queridas casaderas, hay cinco puntos importantes aa seguir cuando eliges vestido:

1.
Dejaté aconsejar por las dependientas, suelen saber lo que hacen. Aunque sospecha de las que se refieran a ti como cielo, mi amor, y cari.

2. Opta por lo más sencillo que veas, si de normal vas en vaqueros y camiseta, no te entregues al encaje y las blondas.

3. Si no te gusta al verte, descarta. Si crees que es recargado, lo es.

4. Importante, vete con amigas y familia, pero escucha lo justo, cada una querrá vestirte diferente. Guíate de tu intuición

5.
Si tu lo ves bonito, ignórame, realmente en tu boda no te vestirás para Miss P. te vestirás para ti. Y tu marido.

Besos,
Miss P.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: