Andres miguel silueta original

SpeaKers Corner

Andrés Miguel

Cabestros

Usuarios desaprueban insultos redes sociales 1788870 detail

V.B.S., un imbécil a quien, hasta hace unos días, “no conocían ni en su casa a la hora de la siesta”, asombró recientemente al mundo y ganó sobrada fama como gusano, mezquino e indeseable, con un comentario en Facebook en el que se alegraba de la muerte de un torero corneado en la plaza y, al tiempo, se lamentaba de que, de la misma cornada, el morlaco no hubiera acabado también con toda la familia del diestro fallecido. Por si fuera escaso el escarnio para viuda y familiares, prometía “bailar sobre la tumba y mear en las coronas de flores”, además de terminar insultando nuevamente al fallecido.

Acompaña al comentario en la red social una foto del tiparraco con una cara de “tontolaba” que lo miras y se te corta la digestión.

 

Tiene cojones (perdóname, Félix Ángel, el exabrupto) que esta garrapata se diga “maestro”; mi padre fue maestro de escuela y este extraterrestre no le llega ni a la suela de los zapatos. Este fulano no será maestro en su vida, salvo de sandeces, bajezas y humillaciones. Haber estudiado una carrera no te hace maestro de nada y este miserable es la prueba de ello. Si lo que le espera a las generaciones más jóvenes de nuestro país son docentes como este mendrugo nos va a pintar mucho peor de lo que ya nos está pintando a nivel educativo. Me preocupa, especialmente, la patente falta de valores que muestra el gilipuertas en su escrito y la posibilidad de que esta sea una lacra de la que nuestra sociedad no pueda ya librarse.

 

También me inquieta que cagandurrias como éste, vagos, maleantes y sinvergüenzas, sean hoy capaces de decir cualquier burrada sin que eso tenga consecuencia alguna, salvo el ingente dolor que producen en sus víctimas, personas que sufren sin haber hecho daño a nadie antes.

 

Estaba deseando ver cómo se reafirmaba en lo escrito este bellaco hijo de su madre (porque, respecto de los padres, a veces hay descuidos), una vez lo hubiera detenido la Benemérita, lo hubiesen empapelado y el juez se dispusiese a colocarle un par de banderillas en todo lo alto, dando así un ejemplo a tanto anormal que convierte las redes sociales en vertederos, cuando he descubierto esta mañana al miserable afirmando que alguien ha hackeado su Facebook… ¡Vamos, que ya se ha meado encima… pero de sus propios pantalones! Era de esperar.

 

¿Quién en su sano juicio va a creerse que alguien piratee el ordenador de esta sanguijuela? Además de faltar gravemente a la familia del torero fallecido, pretende ahora tomar por tontos al resto de los españoles, Organización Judicial incluida. ¡Qué cara tan dura!

 

Las redes sociales requieren una legislación que, de manera urgente, regule la posibilidad de ejercitar la libertad de expresión y salvaguardar, al tiempo, derechos tan básicos como la intimidad de las personas, el honor o el respeto; respeto que, por cierto, este tipo y otros de su calaña, que han dicho cosas similares, no se han ganado ni de lejos.

 

Cuanto más tardemos, peor, más tiempo tendrán payasos como éste para hacer daño sin otro motivo que decirse “animalistas”… que, por cierto, no es de extrañar que este tiparraco sea, supuestamente, defensor de los animales porque, lo que en realidad es, con total certeza… es un cabestro.

 

-          Dicho todo esto, Sr. Juez, sin la menor intención de ofender a los cabestros… 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: