Raulgasco original

Sobre Ruedas

Raúl Gasco Casaos
Toda la actualidad del mundo del motor, semana tras semana en "Sobre Ruedas". Lanzamientos, salones, actualidad, pruebas de conduccion, toda la actualidad del Planeta Motor, de la mano de Raúl Gasco

Aunque vengas "disfrazao"...

Disfrazao detail

Los pilares que sujetarán el mundo en los próximos años (que facil habria sido decir los jóvenes de ahora) se creen que son ellos quienes  lo han inventado todo. Que son "lo más" de "modernez" (porque además hablan así). La realidad es bien distinta. Lo que ellos hacen ahora  se lleva haciendo desde generaciones atrás. Se lo perdonaremos porque todos hemos sido jóvenes y hemos creído en algún momento que nos comíamos el mundo dividido en primer plato, segundo plato y postre. Lo que sucede es que  ahora se nota más porque tenemos Facebook, twitter, flickr, instagram, linkedin, tuenti  y yo que se cuantos sitios mas para ponerlo y que lo vea todo el mundo. 

El Tunning (la modificación o preparación personalizada de coches de serie) que ahora parece que esta de moda,  es una práctica que se creen estos mozuelos que es suya, pero la realidad es que es una práctica que se lleva haciendo durante décadas. Se podría considerar como un movimiento o tribu urbana, cuya parte de su apariencia está en el coche que posee, considerando el propietario al vehículo como una extensión de su identidad.

Quien no recuerda la película "Grease",  taquillazo de los últimos 70 y ambientada en los 50 con sus supercacharros. En los USA, paraíso de  progreso en esa era, y en general siempre del automovil, fueron los reyes de aquello, y de una forma más o menos sostenida se ha mantenido. En una Europa en construcción después de la Guerra, tuvo su época de máximo creciemiento bastante después, hacia mitad de los 80. Aquí sin saber casi lo que era un coche hasta mediados de los 60, ha tenido su explosión ( y todavia estamos con la onda expansiva) en los primeros años de la década pasada. En la actualidad Japón es la voz cantante en este movimiento, que a evolucionado a una práctica deportiva llamada drifting de la que ya hablaremos.

Modificar el coche es el objetivo, y se puede hacerse a través de diversos caminos. Modificación de carrocería, de interiores, de chasis / suspensiones, ruedas/frenos/ y de mecánica / motor. Repaso rápido.

En la carrocería, podemos encontrarnos desde alerones y faldones, hasta aperturas de puertas en forma de gaviota o paralelas. camuflaje total o parcial de las formas del vehículo, pinturas especiales, tintado de lunas etc. Hay muy buenos trabajos, donde en ocasiones es imposible distinguir cual es el vehículo del que partimos.

A nivel de interiores, asientos, tapizados, salpicaderos etc, forman un conjunto de colores y formas que poco tienen que ver con un coche y mucho con auténticos salones de diseño de los mas "variopintos" gustos. Dentro de las modificaciones interiores toman especial relevancia el tema de la imagen y el sonido. Pantallas de todo tipo, integración de consolas, dvd,s,  ordenadores.... y como no, el sonido. Watios que  por centenares, en forma de etapas, altavoces, woofers, que ya hubieran querido pasa si, muchos grandes grupos de los años 60.

Las modificaciones de suspensión casi siempre se encaminan a dejar el coche a ras de suelo, pero hubo tendencias como los Low Riders de los 60  y 70 en Estados Unidos. Coches con suspensiones neumáticas que competían por dar los saltos más espectaculares, llegando a elevar los morros de los coches, mas de un metro sobre el suelo. Neumaticos de anchuras descomunales y llantas bañadas en cromo son lo mas vistoso en dichos terrenos.

Dejamos para el final el tema de la mecánica y motor. Mejorar el rendimiento mecánico o prestacional del coche, va más encaminado al aspecto competitivo cronómetro en mano, que a la admiración visual del coche en si. Los más puristas dicen que no es como tal tuning. Lo que si es cierto es que en casi todas las concentraciones existen pruebas donde se compite en aceleración o velocidad, o incluso en bancos de rodillos donde se miden potencias.

A mi el tunning no me gusta. Bueno... me gusta un poco, pero solo cuando se trata de modificaciones elegantes, proporcionadas, y que no afecten a mi gusto. No pongo al mal gusto porque ahí cada uno tiene el suyo, y para cada uno su hijo es el más guapo. Hay que reconocer que.... bueno sin ser un fenómeno social de masas, si es un grupo cada vez más numeroso el que forma parte de esta tribu urbana. . Y de verdad os digo que una concentración de tuning, bien organizada, con sus carreras en pista cerrada, sus mediciones de decibelios  y toda su parafernalia tiene su aquel, y si podéis ir a ver una, id .

Lo que si muta mi carácter, y me desagrada por completo es cuando todo eso se saca de su entorno, es decir  cuando tratas de circular por la calle y te encuentras en cada semáforo una Drag Race (prueba de aceleración) en cada avenida larga un Slalom (zigzagueando entre los coches) y en cada rotonda un Drifting (derrapaje). Mi abuelo cebolleta interior se cabrea cuando le obligan a escuchar a todo trapo música que no le gusta y encima le miran despectivamente, cuando sube la ventanilla para no oirlo.

Creedme, el tuning mola, y los tuneros de verdad, también. Lo que no mola son los ATUNEROS, que se creen que están a la última por mal practicar una moda con décadas de historia. Que van con el "sacatún quepén quetumba quetún" por cada esquina. Haciendo gala de los malos modales, poca o nula educación y mal gusto, cuando no poniendo en peligro al resto de conductores y / o peatones.

Comentarios

Silver 02/05/2013 22:11 #2
La verdad es que si que hay gran diferencia entre TUNING y ATUNING. Quizá la mejor manera de explicarlo, y de que pudiera darse por aludid@ algun@ y corrija su error, sea esa que has usado. Enhorabuena por ese artículo.
GTM 02/05/2013 13:21 #1
Todos tus articulos me gustan pero este me encanta , dices cosas muy bien dichas para los que quieran escuchar un saludo.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: