Silueta maria enrique original

Sin mordazas

María García y Enrique De Santiago
El blog en formato de dúo dialéctico de María García y Enrique de Santiago

Otra oportunidad

1.- Enrique:

En Castilla se dice que no eres ni puta, ni santa, en una expresión menos rica y extensa que lo que se recoge en Cataluña con la de hacer la puta y la Ramoneta (fer la puta i la Ramoneta), que viene a significar que se juega a todos los juegos, se nada en todas las aguas, se participa en todas las tartas. Y, eso, exactamente eso, es lo que estamos viviendo en este momento con los partidos políticos, en los que todos, pero todos, están haciendo la puta y la ramoneta.

 

Unos más y otros menos, pero finalmente todos jugando al juego de la mentira, de la estrategia, del matarte, pero poquito, para que no te sientas muerto, en lugar de decir la verdad, hablar claro, jugar limpio y tratar a los ciudadanos como lo que son, mayores de edad.

1.-  Maria

Ante la incapacidad y el fracaso de las negociaciones de los partidos políticos para formar Gobierno, toca nuevas elecciones. Otra vez tenemos que soportar las aburridas campañas electorales donde puede más la descalificación que las ideas, donde nos torturarán machaconamente, con programas electorales que no cumplirán y, donde afrontaremos, resignadamente, el coste económico, de una campaña electoral que este país no se puede permitir. No es de extrañar, como bien dice mi amigo Enrique, que después de ver como se ha jugado con mentiras,  estrategias y discursos ambiguos, el escepticismo y la decepción se hayan instalado profundamente en los ciudadanos ante este nuevo proceso.

 

La verdad, es que los ciudadanos están descontentos y tienen razones para estarlo. En los encuentros mantenidos por los partidos políticos, ha faltado cultura y madurez política para llagar a acuerdos, ha podido más el egocentrismo y los intereses de partido que los problemas de los ciudadanos. No han entendido que la negociación es un acto de normalidad y un proceso de cesión por ambas partes que busca un bien común, sin necesidad de renunciar a principios ideológicos y que la negociación es una herramienta muy importante para avanzar y dignificar la política. Se ha puesto de manifiesto que  nuestros políticos no están preparados para el diálogo y la negociación

 

2.-  Enrique:

Mientras cada vez que se hable de corrupción se le impute a un solo partido, apuntando la viga en el ojo ajeno, pero no observando la paja en el propio (si lo he dicho bien, para que nadie se escandalice), mal, pero que muy mal, vamos.

 

Los que afirman que están limpios, no pueden tener mácula; los que vienen a regenerar, no pueden, tener mancha; los que quieren acabar con la carcoma de la política actual, no pueden tener ni un xilófago, pues si permitimos uno sólo en los depuradores, mal vamos a depurar

 

 2.- Maria

 

Si bien es cierto que todos los partidos políticos están salpicados, de una manera u otra, en casos de corrupción, no deja de ser menos cierto que el Partido Popular ha liderado y generalizado la corrupción con tal virulencia que nos ha llevado, inevitablemente, a la ruptura social. Con esto no trato de minimizar los casos, igual de graves de otros partidos políticos, todo lo contrario, trato de diferenciar que en el Partido Popular no son casos aislados, sino que ha instalado la corrupción en el Sistema pudriendo todas las instituciones.

 

Aunque la corrupción es provocada, principalmente, por el poder político y económico, debemos analizar, seriamente, si los ciudadanos hemos sido “cómplices”, con nuestros actos, votos y silencios, para que algunas personas sigan ejerciendo la política, y practicando, con total impunidad la corrupción.

 

3.- Enrique:

 

Se nos llena la boca con que hay que cambiar las estructuras, con que hay que regenerar la política; pero, antes de todo ello se debería de explicar qué cambios se quieren hacer, pues si quitas una estructura, sin haber apuntalado antes otra, la vivienda se cae; si antes de construir no tienes unos planos y los conoce todo el mundo, la construcción será defectuosa o generará tal cúmulo de problemas que acabará por tierra.

 

Cambios, regeneración, trasparencia y solvencia, solidez, no están reñidos, sino que son epítetos complementarios que no están siendo utilizados correctamente en este momento.

 

Necesitamos políticos honrados, serios, preparados, que actúen temporalmente en el bien común y que, con el reconocimiento público, se retiren una vez cumplido su tiempo, que sean capaces de explicar el objetivo, trabajar en pos del mismo y permitir que lo alcancen otros. Necesitamos líderes con altura de miras.

 

3.- María

 

Afrontemos la repetición de las elecciones generales con paciencia, pero también con ilusión de contribuir con nuestro voto al cambio político que necesita este país, y a pesar de todo sigamos dando un voto de confianza a nuestros políticos para que exploren nuevos acuerdos, y esta vez sí, sean capaces de llegar a acuerdos.

 

No podemos permitir que el desánimo y el desencanto nos paralice, es el momento de corregir errores y poner límites a los políticos mediocres y corruptos. Nuestro país está viviendo una gran crisis de valores y se necesitan reformas políticas audaces y valientes, con políticos serios y honrados que sean capaces de emprenderlas.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: