Silueta maria enrique original

Sin mordazas

María García y Enrique De Santiago
El blog en formato de dúo dialéctico de María García y Enrique de Santiago

Congreso

En paralelo, dos formas de explicar la situación vivida en el nuevo parlamento español tras las elecciones del 20 de diciembre, con una imagen bien distinta a la habitual.

 1.- Enrique

 

Comenzamos un nuevo periodo de sesiones parlamentarias con caras, formas y modos nuevos, con una nueva estética con la que no todos comulgamos pues, del mismo modo que la etiqueta exige unas formas, el poder judicial unos modos y túnicas que utilizar y que lo diferencian de una simple administración. De igual modo que el pretor romano se ceñía una vestidura especial, los representantes del pueblo, por respeto al pueblo, por respeto al poder que representan y por la dignidad que deben de aparentar, deberían de soportar unos estilos, formas y modelos con los que, estando o no de acuerdo, signifiquen un emblema de lo que están desarrollando.

 

1.-  María

 

Ha comenzado la XI Legislatura del Congreso de los Diputados con una imagen muy diferente a la que estábamos acostumbrados. Todos los medios de comunicación señalan nuevos estilos de vestimenta y peinados. Se ha producido una ruptura con lo formal, muchos diputados y diputadas han cambiado los trajes impecables y aburridos por ropas más cómodas y funcionales acorde a los nuevos tiempos. Pero sin caer en estereotipos y prejuicios, es necesario destacar algunas excepciones muy calculadas que han querido, no solo marcar diferencias ideológicas, sino, llamar la atención de los medios de comunicación montando un  circo mediático e institucional en el Congreso de los Diputados para vender titulares. Si bien es cierto, que en un principio me inquieto, con el paso de los días me he dado cuenta de que esta estrategia les ha salido mal, volviéndose contra ellos como un bumerán. Estoy de acuerdo en cambiar la excesiva rigidez de la política que la hace tan distante de los ciudadanos, pero no estoy de acuerdo en vulgarizarla, busquemos el punto de equilibrio.

 

2.-  Enrique

 

Superando las formas, con las que pretenden diferenciarse de los estilos vigentes hasta el momento, lo cierto y verdad es que tampoco en los fondos parecen distarse pues, Podemos está siendo investigado por corrupción, financiación ilegal, etc y sus miembros se han demostrado inmorales y manchados cuando cobraban becas con las que no cumplían. Y ahí están, dando lecciones a todos.

 

La trasparencia, la regeneración y el cambio no son unas formas, no son unos estilos, son un modo de actuar, una manera diferente de vivir la política, una visión nueva del servicio público y estos pretenden cambiar las formas, los discursos, la imagen,  para no cambiar nada, en el aforismo clásico de cambia todo para no cambiar nada.

 

2.- Maria

 

Aunque discrepo en algunos temas con Podemos, en otros estoy de acuerdo, me parece, al menos exagerada, la crítica que hace mi amigo Enrique respecto a Podemos y la corrupción. Considero injusto poner a Podemos al mismo nivel de corrupción que a los partidos, que hasta ahora, se han visto envueltos en miles de casos de corrupción. Podemos ha contribuido, de forma importante, a despertar en los ciudadanos la necesidad de exigir una regeneración democrática en nuestro país y especialmente en los partidos políticos. Aunque esto no les da patente de corso, ni estar exentos de críticas, sí debemos separar, rumores, medias verdades, ataques sucios e indiscriminados y maniobras oscuras del poder, de la realidad.

 

3.- Enrique

 

Que los nuevos aires deberían de observase en el modo de dialogar, en el talante de negociación que exige la sociedad que ha votado, en superar diferencias y en acudir con la mente abierta a la casa de todos; pero, eso, lo iremos viendo. Ahora, sólo puedo decir que no me gusta como caza la perrina

 

3.- María

 

No desviemos la atención de lo verdaderamente importante y seamos positivos, se abre una nueva etapa en la política española más plural y democrática con el acuerdo producido en el Congreso de los Diputados para que el diputado socialista Patxi López sea presidente de la Cámara Baja. Si de verdad queremos un cambio político, busquemos los acuerdos con generosidad y sin protagonismos. El consenso es la clave y todos debemos acostumbrarnos a una nueva forma de entender la política. Se avecinan cambios y reformas de gran calado, más transparentes y democráticas, con políticos sin contaminar que las lleven a cabo y que hagan un uso adecuado de las instituciones.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: