Paula martin original

Salamanca en blanco y negro

Paula Martín
Blog de Paula Martín

¿Robo o fútbol?

Ya no distingo entre un robo y lo que piden por las entradas para ver un partido de fútbol en España y más aun si lo quieres –o más bien “debes” ya que no queda otra- ver por televisión.

El fútbol va en picado y a demasiada velocidad. Los horarios son cada vez peores para que los niños y los que no son tan niños llenen estadios con la ilusión de ver a su equipo ganar.

 

El otro día vi los precios de un partido de Liga en Alemania –si no recuerdo mal- y eran muy similares a los de Segunda División B española. Pero, amigos… ‘This is Spain and Spain is different’. Así nos va, gobernados por corruptos, que debe ser que esto se pega, porque en los gremios que dan dinero, véase el fútbol, cada vez hay más de este tipo de ‘personas’. Si te paras a pensarlo, lo extraño es que no estemos aun peor, que ya es decir. Pero me voy del tema, que es el fútbol. Rebobino.

 

Los precios para ver un partido (que de atractivo lo único que tiene es que lo juega tu equipo: Sanse-UDS) son de 20€ y subiendo. Señores, ¡que es Segunda División B, una categoría que ni se considera profesional! Y aun así se extrañarán al ver los estadios vacíos. Pero por si sufren de problemas de memoria, les recuerdo que estamos en una época de sequía económica y esto no ayuda a que la gente acuda a ver a su equipo.

 

A veces creo que ya no razono, pero, ¿ustedes no creen que poniendo los precios más bajos podrá ir más gente y, por tanto, sacar más beneficio? Es que es pura lógica, pura matemática y miren que yo no soy una erudita en estos ámbitos, pero tan difícil de entender y de aplicar no es. Parece que les gusta que no vaya ni la familia de los jugadores a ver el partido.

 

Y si creían que todo había cambiado en la UDS se equivocaban, seguimos haciendo las mismas tonterías de siempre que provocan que el Helmántico dé pena de lo vacío que está cada semana. Hace unos días la Unión Deportiva Salamanca cumplió 90 años y en vez de poner precios asequibles para que el estadio se llene –como “el día del unionismo” la temporada pasada-, los precios no varían.

 

Las entradas tienen precios desorbitados, los abonos están lejos de ser baratos… Y luego hacen campañas para que la gente acuda al Helmántico. Con respeto y sin cariño les diré: “váyanse ustedes a la mierda”.

 

El fútbol está empezando a ser un ‘vicio’ al alcance de pocos… Y recuerden qué pasa con ‘las gallinas que ponen huevos de oro’. ¿Saben lo peor? Que las personas que se encargar de administrar esto caerán y les dará igual, pero a los que amamos este deporte nos importará demasiado.

 

Qué tiempos aquellos cuando podías ir al fútbol y no tenías que vender un riñón para hacerlo, cuando veías los partidos de Primera División por la 2 de TVE y la Champions por TVE o las autonómicas… Qué lejos queda todo eso y más aun que quedará.

 

Gracias, espero que cuando quieran reaccionar no sea demasiado tarde… Porque de momento, este tren con destino ‘el batacazo’, ya ha salido de la estación y va a una velocidad que resulta casi imparable.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: