Paula martin original

Salamanca en blanco y negro

Paula Martín
Blog de Paula Martín

"Las luces se van apagando, la Unión agoniza..."

€œUna conversación no tiene sentido cuando sólo actúan el emisor y el mensaje, debe existir el receptor€, nos explicaban en clase. Yo tengo un problema: todo lo que me explican o la gran parte de las cosas, lo llevo al terreno deportivo para entenderlo mejor. Este caso no sería la excepción: me vino a la mente la imagen de la afición unionista ofreciendo ideas al Consejo, a los Administradores y a la Directiva de la UDS; ejerciendo así la afición de emisor, las ideas de mensaje y, por tanto el Consejo, los Administradores y la Directiva de receptor. Como habrán entendido, se da el problema que propone la frase: el receptor no existe. Y como bien se dice€Ś €œa buen entendedor, pocas palabras bastan€.

Quedan pocos días para que aparezca alguien que pegue un vuelco a la historia o para que las luces de El Helmántico se apaguen para siempre, perdiendo así los 90 años de historia que avalan a la Unión Deportiva Salamanca. Pero para el señor Mañueco, alcalde de nuestra ciudad, es más bonito ir a ver un clásico al Bernabéu y celebrar la victoria de €˜su€™ Real Madrid. Me parece perfecto, cada uno siente unos colores y vibra por ellos.

Pero€Ś Âżsabe qué pasa, señor alcalde? El equipo de nuestra ciudad, la Unión Deportiva Salamanca, está agonizando y usted no ayuda de ninguna forma €“ya no digo ni exijo económicamente- para evitarlo. Supongo que le dará absolutamente igual que la ciudad pierda al equipo que lleva su nombre por los estadios de España a veces en Primera, la gran mayoría en Segunda y en otras ocasiones, como la actual, en Segunda B. Usted seguro que prefiere seguir celebrando victorias del Real Madrid y gritando eufóricamente: €œ!Así, así, así gana el Madrid!€. Pero nosotros no.

Los unionistas queremos seguir cantando orgullosos nuestro himno; viviendo partidos con los nervios a flor de piel; sintiendo el blanco y el negro unidos; creyendo en el sueño de volver a Segunda; proporcionándoles a los jugadores el oxígeno que anhelan durante el partido; disfrutando de los domingos en uno de los estadios más especiales que he conocido: el Helmántico. Y ahora le deseo que el Madrid le dé pocas alegrías €“por la parte que me toca- y, sobre todo, que el dinero que dejará de proporcionarle la Unión a la ciudad, el señor Florentino Pérez se lo ingrese religiosamente cada mes. Seguro que lo recibe con más agrado si viene de un equipo de Madrid que si lo proporciona directamente el de su ciudad.

Los inversores brasileños siguen hablando, pero las palabras se las lleva el viento y el dinero en Salamanca no está. En el caso de Hidalgo, prefiero €˜pasar palabra€™, mantiene el mismo discurso y si quisiera a la UDS de verdad, se olvidaría del aval y aceptaría entrar, pero no es así. No me creo ni a los brasileños ni al salmantino, por lo que mi consejo es: guarden en sus memorias los bonitos recuerdos, que las cosas buenas acaban y ésta está llegando a su fin. Ojalá me equivoque, pero hoy por hoy no es así.

Este domingo 23, la Unión se enfrenta al Oviedo a las 17h en el Estadio Helmántico. El encuentro desprende un aroma a Primera División. Yo estaré allí, animando a los jugadores que probablemente disputarán el último partido de la historia de la UDS, pero antes ya habré liberado mi abono.

€œRecuerde el alma dormida,
avive el seso y despierte contemplando
Cómo se pasa la vida,
Cómo se llega la muerte tan callando,
Cuán presto se va el placer,
Cómo después de acordado da dolor,
Cómo a nuestro parecer,
Cualquiera tiempo pasado fue mejor€.

(€œCoplas a la muerte de su padre€, Jorge Manrique).


Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: