Paula martin original

Salamanca en blanco y negro

Paula Martín
Blog de Paula Martín

La violencia no es gol a nuestro favor

Quizá, soy demasiado 'romántica', excesivamente tonta o simplemente una aficionada con esperanzas e ilusión de que todo progrese adecuadamente, como en el colegio.

Algo debemos tener muy claro: con insultos y amenazas no se va a ningún lado. Es algo que borraría del deporte rey sin pensarlo dos veces. Todos estamos de acuerdo en que durante un partido podemos decir auténticas burradas; son momentos de tensión, de 'éxtasis' en algunas ocasiones y a veces no controlas tus reacciones, pero todo tiene un límite. Y hay personas que no lo conocen; no saben que al llegar a él hay que parar.

Tras el partido UD Salamanca - Gimnástica se vivió un triste episodio.

ÂżDe qué sirven los insultos a nuestros jugadores? ÂżY a los periodistas? ÂżQué tienen que ver ellos en esto? Me pueden llamar 'niñata' que no tiene idea de nada, pero creo que aquí tengo razón. La violencia, ya sea verbal o física, sólo tiene resultados negativos. No vamos a ganar más partidos por llamar de todo a Sito Castro, Bernabé, Marcos Márquez, Jonay, Iñaki y demás jugadores de la plantilla. Éso únicamente tiene consecuencias negativas para el equipo. Estar bien psicológicamente para futbolista es muy importante y así es imposible. Saber que tienes que hacer cien cosas bien para recibir el perdón por un error, agota psicológicamente.

Siempre he dicho que el factor más importante para un equipo es la afición. Tenemos motivos para estar molestos y preocupados, pero, silbar, insultar, no ir al Helmántico, no animar... provocará que vayamos a peor. Nos conducirá a un desenlace que nadie quiere: la desaparición de la Unión Deportiva Salamanca.

Pueden llamarme loca, pero creo que en este equipo no es la calidad lo que más se echa en falta, sino la confianza. Este equipo trabaja y yo soy testigo de ello. Solo falta que la confianza, el trabajo y la suerte se unan.

La temporada pasada, entrevisté al entrenador del Sporting de Gijón, Manolo Preciado. Para finalizar la entrevista, le dije: "Por último, un consejo para los futuros futbolistas". El cántabro me respondió: "ÂżUn consejo? Trabajo, trabajo, trabajo y paciencia sobre todo, que en el fútbol siempre hay malos momentos. Sin trabajo nadie iría a ningún lado. Amar a la profesión, pensar que es una vida muy bonita, pero también es dura hasta que se llega. Y nada, sobre todo eso: trabajar, escuchar a los entrenadores, escuchar a la gente que los quiere y a partir de ahí, todo será mucho más fácil".

Ahora mismo vivimos una etapa, dura y difícil de asimilar, pero, no queda otra que seguir el consejo del gran Manolo Preciado para acabar con ella. Las victorias se consiguen con trabajo, confianza y el apoyo del jugador numero doce.

Un poco de esperanza y cumplamos con nuestro deber; aunque nos resulte a veces difícil, es lo mejor que podemos hacer.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: