Paula martin original

Salamanca en blanco y negro

Paula Martín
Blog de Paula Martín

Guijuelo, un año después

Un año después, por fin, volví al Municipal para ver jugar al Guijuelo. Sabía que este año en general todo iba mejor, incluso la afición, pero no pensé que tanto. Pese a que no fue probablemente uno de los mejores partidos del Guiju esta temporada, supieron luchar por los tres puntos –que a fin de cuentas es lo primordial en esta categoría- y conseguirlos. Pero mi sorpresa fue la afición… Su fidelidad y su forma de darle aliento al equipo cuando este se despistaba me recordó a mi querida Mareona. 

Es evidente que cuando el equipo y la afición reman en la misma dirección las aguas llegan a su cauce, no sin dificultades, pero llegan. Los partidos y los logros no se consiguen con la historia, sino con tesón, confianza y trabajo.

 

Sinceramente, no sé dónde llegará este equipo, porque este mundo tan apasionante como manipulado que es el fútbol, juega con sus propias reglas, pero si permiten que todo siga su curso y Rubén de la Barrera y compañía siguen trabajando tan bien es probable que a final de temporada el Guiju reciba la recompensa por la que tanto tiempo lleva luchando. Como dice la canción: “lo mejor está por llegar”.

 

A veces las respuestas a las incógnitas de por qué los resultados tardan más en llegar son más evidentes de lo que parecían… Y puliendo los detalles que antes pasaron desapercibidos se llega a la perfección, a la meta. Yo confío en el Guiju y espero poder hacerlo también en la gente que está por encima de todos en ese mundillo.

 

“Imagínate un árbol. Supongamos que representa al árbol de la vida. En él hay frutos. En la vida a nuestros frutos se los denomina nuestros “resultados”. Pero miramos los frutos (nuestros resultados) y no nos gustan: no hay suficientes, son demasiado pequeños o no saben bien.

 

Entonces ¿Qué tenemos tendencia a hacer? La mayoría de nosotros pone aún más atención y concentración en los frutos, en los resultados. Pero ¿qué es lo que en realidad crea esos frutos concretos? Lo que crea esos frutos son las semillas y las raíces.

 

Es lo que hay bajo el suelo lo que crea aquello que está por encima de él. Lo que no se ve es lo que crea lo que se ve. Y eso ¿qué significa? Significa que si quieres cambiar los frutos tendrás que modificar primero las raíces. Si quieres cambiar lo visible, antes deberás transformar lo invisible” T.Harv Eker

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: