Paula martin original

Salamanca en blanco y negro

Paula Martín
Blog de Paula Martín

Batalla sin cesar

El fútbol se ha convertido en un sinónimo de aquello de: “poderoso caballero es don dinero”.

Si no tienes millones a tutiplén prepárate para encontrarte todos los obstáculos posibles y, sobre todo, prepárate para entender que tu sino es, simplemente, luchar por mantenerte y no desaparecer. Pero de vez en cuando se dan milagros y entrenadores que bien podrían llamarse dioses que obran aquello que parecía imposible a priori… Se me ocurren dos ejemplos ahora mismo: el Rayo Vallecano y Paco Jémez, y el Sporting de Gijón y el ‘Pitu Abelardo. Hoy, me centraré en los segundos.

 

1- LA LLEGADA DE ABELARDO

 

Abelardo tomó las riendas del primer equipo del Sporting (estaba entrenando al filial) en mayo de 2014 tras la destitución de José Ramón Sandoval, que ya había situado al conjunto rojiblanco fuera de los puestos de Play Off. El ‘Pitu’ cogió con ganas el proyecto y consiguió meter a su equipo en la ansiada liguilla para luchar por subir a Primera. La mala suerte acompañó al equipo, pues finalmente no consiguió ascender, además, los Play Off llegaron en el peor momento de forma de los serbios, que habían sido el eje del equipo durante toda la temporada. Una temporada más en Segunda. Otra vez a luchar por conseguirlo.

 

2- LA CONTINUIDAD DEL PITU AL FRENTE DEL EQUIPO

 

Tras el verano, en el que no se fichó absolutamente a nadie (debido a que el Sporting tiene una sanción por impagos a Hacienda que le impide hacerlo durante un año), Abelardo decidió continuar pese a la dificultad del proyecto que se le presentaba sobre la mesa. Era consciente de que no sería fácil, de que los objetivos eran distintos a los de la pasada temporada y que él podría dejar de ser héroe para ser verdugo. No pasa nada, decide confiar en esos ‘guajes’ que ha formado durante años en Mareo, conocedor casi perfecto del talento que poseen y de la motivación que tienen para defender con uñas y dientes al equipo de su corazón.

 

El 23 de agosto iniciaba la batalla del Sporting… Y lo hacía en Soria frente al Numancia. En el minuto 82 perdían 1-0, al finalizar el encuentro el resultado fue: 1-2. Se empezó a escribir ahí una gesta importante protagonizada por chavales que oscilan entre los dieciocho y ‘veintipocos’ años. Hoy, cuatro meses después, pasadas ya 17 jornadas, el Sporting aún no conoce la derrota, está segundo en la clasificación y estos guajes -al igual que Abelardo- se han convertido en los perfectos gladiadores para la afición, ese jugador ‘número 12’ que nunca les abandona.

 

3- ¿QUÉ PASARÁ?

 

El Sporting vive un momento extradeportivo complicado y que esto no afecte al vestuario en sus actuaciones sobre el campo se debe al trabajo psicológico excelente que hace Abelardo.

 

Personalmente me llama mucho la atención el trabajo excelente que está haciendo el asturiano… El ‘Pitu’ no tenía apenas experiencia en categoría profesional y está dando lecciones de forma indirecta a aquellos que teniendo a jugadores por los que se han pagado auténticas millonadas no están consiguiendo resultados. Él no ha fichado. Y ha conseguido que su equipo -recordemos que sin fichar a nadie- se haya situado en Europa al lado del todopoderoso Bayern de Munich de Guardiola… Sí, amigos, Bayern y Sporting son los dos únicos equipos europeos invictos en categoría profesional. Da vértigo solo pensarlo. Sean o no del Sporting, al ver lo que está haciendo este equipo, es inevitable sonreír y aplaudir.

 

Bravo, guajes. Bravo, Pitu. Y el que sueño continúe y, sobre todo, que el mejor final para esta historia sea un ascenso a final de temporada.

 

“Revive tus laureles y siempre hacia adelante, tu fe nunca decaiga, no debes desmayar Sporting a la lucha, batalla sin cesar”. Himno del Real Sporting.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: