Silueta ana roa original

Roaeducación

Ana Roa

LOS CONTRATOS

Os dejo un post muy práctico y aplicable narrado por David, un niño de 6 años.


Hola, soy otra vez David. Esta vez os quiero hablar del hermano mayor de una niña de mi clase que se llama Alicia. Su hermano Roque siempre le causa problemas, se comporta de manera muy molesta haciendo un montón de cosas al revés,  tanto en casa como en el colegio; hasta cuando viene a buscar a Alicia a la clase o a darle algún recado, se pone a “hacer gracias” sin importarle lo que estemos haciendo con la profe Lola. Nuestra profesora le ha dicho a Alicia que Roque podría “firmar un contrato” con sus papás y ella….

 

MODELO DE CONTRATO:
1. En (lugar) a    (fecha), reunidos__________
2. Yo, (nombre del niño o niña)  me comprometo mediante el presente contrato a llevar a cabo las siguientes actividades:
(Relación de actividades: por ejemplo hacer los deberes, ordenar mi habitación…)
3. Para el registro y control de estas actividades rellenaré todos los días una hoja junto con ( nombre de la persona que ayude al registro de actividades) en la que se desglosarán los siguientes aspectos:


a)     Tipo de actividad
b)     Lugar y fecha
c)      Duración de la actividad.
d)     Grado de cumplimiento (total o parcial)


4. Por cada actividad realizada con éxito en todos sus aspectos, previa verificación de su cumplimiento,  obtendré la siguiente gratificación:
(ejemplo poder jugar con los juguetes nuevos o ver los dibujos)


5.     Por cada actividad no cumplida con éxito, obtendré la siguiente penalización (ejemplo “x” minutos menos en el parque...)


6. Este contrato habrá que cumplirlo y leerlo todas las semanas.
Firmas

 

PARA TENER EN CUENTA:
 El uso de los contratos es más adecuado para niños que han superado la etapa infantil, incluso algo más adelante, a partir de los 8 años más o menos y es bastante apropiado para los adolescentes. Es necesario incidir en el nivel de compromiso de los participantes y conviene en esta técnica que los contratos sean lo más claros posibles, dejando reflejados sin lugar a dudas  sus objetivos, las conductas a modificar, y las consecuencias en un sentido o en otro de su cumplimiento final o no.


La técnica de los contratos es aplicable en el ámbito interno de la casa o del colegio y externo, en la calle. Como ejemplos podrían citarse los siguientes:


Llevar a cabo tareas domésticas como recoger la mesa, ayudar a colocar la compra, ayudar a hacer la cama…
Recoger los juguetes y ordenar la habitación
Vestirse de forma autónoma
Dar la mano para cruzar la calle
No alejarse mucho de los mayores en el parque
No salir corriendo en medio de la calle, ni meterse en portales o doblar esquinas fuera del alcance visual del adulto.
No soltarse el cinturón de seguridad del coche.
Prestar atención en el colegio y trabajar bien en clase.
Hacer los deberes.


Por otra parte hay que destacar que el contrato debe quedar por escrito y ser fácilmente accesible para su consulta en cada momento.  Es conveniente que su contenido refleje  al menos los siguientes puntos:


-         Qué conducta se espera que desarrolle el niño.
-         Qué compromiso adquieren los padres como consecuencia de esa conducta.
-         Qué consecuencias puede tener la no realización de esa conducta esperada.


Además se pueden incluir algunos extras si el niño lleva a cabo de forma excelente las conductas que se indican en el contrato.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: