Antonio ferreras color original

Revolución digital

Antonio Ferreras
En esta década el mundo va a cambiar más que en los doscientos años anteriores

My Activity

Google brain data1 ss 1920 1  detail

Google es el Gran Hermano moderno. Sabe todo de nosotros. Nos vigila. Nadie se escapa de su gran ojo. ¿Exagero? Pues lee el artículo.

En el portal My Activity podemos ver todo (o casi) lo que sabe Google de nosotros. Especialmente si somos usuarios de gmail, tenemos un teléfono Android, utilizamos Google Maps, el navegador Chrome, o vemos vídeos en YouTube. A partir de allí, vemos un auténtico diario de nuestra vida, registrado hasta un detalle asombroso. Ordenado por días, es capaz de decirnos dónde hemos estado (siempre que hayamos llevado nuestro teléfono encima), que aplicaciones hemos utilizado, que búscadas hemos realizado, y mucho más... Por un lado da un poco de miedo, pero por otro puede ser divertido llevar un registro tan completo de nuestra vida.

 

 

Por ejempo, si le das permiso, te coge las fotos que haces con el móvil y te hace un diario con imágenes estupendo. Además te pregunta de vez en cuando si has estado en tal o cual restaurante, y si te ha gustado. Sin decirle nada te indica también dónde has aparcado y el tiempo que vas a tardar en llegar a casa. Cuanto más tiempo te está registrando la actividad, más sabe de tí, y más servicios a medida te va dando, como noticias de tu interés o el tiempo de la localidad de tu trabajo (sólo los días de diario). En el portal My Activity, puedes acceder a toda esa información, configurar lo que quieres que no registre y eliminar lo que no te guste.

 

 

Claro que por otro lado, un servicio así y gratis, no nos cae del cielo. Google nos tiene fichados, conoce nuestros hábitos y nuestros gustos, y con ello se ha convertido en la máquina perfecta de publicidad. Los anuncios nos persiguen si alguna vez se nos a ocurrido buscar un producto en Internet. Las malas lenguas dicen que Google lee los correos que enviamos con gmail. ¿Echas de menos tu privacidad? Pues te has equivocado de siglo en el que vivir.

 

Antonio Ferreras - Telefónica I+D