Antonio ferreras color original

Revolución digital

Antonio Ferreras
En esta década el mundo va a cambiar más que en los doscientos años anteriores

Madre no hay más que una

Y a tí te encontré en la calle... por 200 € puedes repetir tan grata experiencia de nuevo en tu casa. No se te olvidará nunca más nada, pues para eso tienes una segunda madre que te vigila.

Es como una madre. Te avisa de todo lo que haces mal. Se trata de una especie de muñeca rusa que hace de terminal central, al que se conectan las "cookies" o sensores. La versión básica viene con cuatro de estos sensores, identificados cada uno por un color. Estas "cookies" tienen sensores de movimiento y de temperatura; además se pueden conectar a la "madre" central y transmitirle sus datos siempre que estén relativamente cerca.

 

 

 

 

¿Y para que valen todos estos cacharros? Pues el truco está en las "cookies" de colores. Puedes ponerlas a diferentes cosas: por ejemplo en el cepillo de dientes, en el refrigerador, en la caja de medicinas o en la cartera del niño. Así podrás luego saber si te lavas bien los dientes, las veces que abres la puerta del frigorífico, si te tomas las medicinas o a qué horas llega el niño a casa o al colegio. Es fácil entender que las aplicaciones sólo se acaban con la imaginación del usuario.

 

 

 

 

Por supuesto, la "madre" viene con capacidad WiFi para engancharte a Internet, desde dónde se conectará a tu móvil para que tengas un control exacto y puntual de todo lo que sucede en tu casa. Y todo ello por unos 250 $.

 

Antonio Ferreras - Director Telefónica I+D

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: