Antonio ferreras color original

Revolución digital

Antonio Ferreras
En esta década el mundo va a cambiar más que en los doscientos años anteriores

Internet de las Cosas Inútiles

Llega la tercera revolución, la de Internet de las Cosas. Todo estará conectado. ¿Todo? Sí, hasta las cosas más inútiles, el caso es ser moderno.

Puestos a conectar cosas a Internet, las ideas más absurdas pueden parecer hasta razonables. Y si no mirad a Throne Master el primer WC inteligente que mide el tiempo que pasas sentado en el trono; incluso plantea hacer competiciones y dar premios a aquellos oficinistas que aguanten más tiempo allí colocados. O iBlind la persiana que por el lado de fuera mide la cantidad de brillo que recibe, y por el otro lo muestra en unos grandes displays, de manera que el usuario puede decidir si subir o bajar la persiana. Se acabó lo de mirar por alguna rendija como hacían nuestras abuelas.

 

 

Intestinal Track es la primera píldora conectada; una vez que la ingieres, acompaña al resto de tu comida por su viaje por el tracto intestinal; llegado el momento te indica el óptimo momento de ir al WC (se puede combinar con Throne Master de más arriba). Tiene la posibilidad de ir twitteando de forma automática los progresos del bolo alimentario a toda tu comunidad de amigos.

 

 

Fitspoon la cuchara conectada para los que comen con mucha ansia. La cuchara te mide la velocidad con la que comes, y después de sesudos análisis en los que te mide tus necesidades calóricas, es capaz de abrir y cerrar unos agujeros que tiene en el fondo, de manera que deja caer la comida de forma científica y, de esta forma, regula la velocidad de tu ingesta. ¡¡Increíble!!

 

 

BookMkII te ayudará a no perderte más cuando estés leyendo un libro. Cuando termines tu sesión de lectura diaria, introduces el aparatito en el libro y él solito te calcula por dónde te llegas y almacena la posición de la página de forma segura en la nube. Cuando quieras volver a leer, solicitas la información y te llega de forma segura por un SMS. Hay otras aplicaciones un poco más macabras, como BeatTweeter, el anillo conectado que te controla los latidos del corazón, de manera que cuando se te para, informa de forma automática a toda tu red social y pueden asistir, personalmente o mediante algún método electrónico, a tu última despedida.

 

 

La verdad es que todos estos dispositivos no son más que una broma de rehabstudio, una agencia de diseño. Afortunadamente la estupidez humana todavía no da para tanto ¿o sí? La realidad acaba superando a la ficción. Sólo se trata de estar atentos.

 

Antonio Ferreras - Telefónica I+D

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: