Antonio ferreras color original

Revolución digital

Antonio Ferreras
En esta década el mundo va a cambiar más que en los doscientos años anteriores

Hoax: Bulos en Internet (I)

Hoy toca un poco de humor. Algunos de los bulos más divertidos que circulan en Internet y como detectarlos. También se les conoce por su nombre en inglés: "Hoax" ¡¡¡que no te engañen más!!!

Se confunden muchas veces con los correos humorísticos que recibimos a diario. Son noticias sorprendentes que no sabemos si creernos, pero al comentarlas en el bar, comprobamos con sorpresa que nuestros amigos corroboran la autenticidad de la misma. Vienen por mail, y nos urgen a distribuirlo lo más rápidamente posible, como aquél turista que después de ser drogado, despertó con un riñon menos en su cuerpo. Este bulo ha sido uno de los más populares desde que nació en Las Vegas allá por 1996. Casi cada año, como el virus de la gripe, vuelve a nuestros ordenadores con alguna pequeña mutación.

Otro muy popular es el del virus peligrosísimo, que destruirá tu disco duro e inutilizará tu ordenador con sólo mirarlo. Afortunadamente se puede identificar por el título del mensaje. La única solución es eliminarlo inmediatamente, sin mirarlo mucho (como Lot te puedes convertir en estatua de sal), y reenviar este mail inmediatamente a todos tus conocidos y amigos, de tal forma que la histeria no decaiga.

Y que decir de la pequeña invalida, recuida en su silla de ruedas, pero que afortunadamente recibira 10 centavos por cada vez que se reenvíe este mail. Definitivamente si rompes la cadena y no inundas el correo de tus congéneres de básura, no tienes corazón. El último que he visto se trataba de salvar un conejo, acompañada de una foto que no tiene desperdicio...

Humorísticos, aterradores, sorprendentes; todos tienen en común una cosa: son MENTIRA. Hay una serie de reglas básicas para distinguir la información de los bulos:

  • No se indica la fuente de forma directa. A veces se designa a alguien, pero no es fácil comprobarlo
  • Solicitan el reenvío a otros contactos
  • Poseen frases amenazantes si el destinatario no cumple con lo que se le solicita.
  • Ofrecer regalos falsos, donaciones a instituciones o cualquier otro beneficio para incitar al destinatario a reenviar el mensaje
  • Errores ortográficos y gramaticales, fruto de las traducciones automáticas con las que se realizan

Acompaño el artículo con algunas de las fotos más sonadas, como la de los falsos diarios de Hitler que encabeza el post, o esta última, un buen montaje fotográfico tomado 5 segundos antes del ataque a las torres gemelas. ¡qué haríamos sin Internet!

 

Antonio Ferreras

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: