Antonio ferreras color original

Revolución digital

Antonio Ferreras
En esta década el mundo va a cambiar más que en los doscientos años anteriores

Fidor Bank

Intro channel video 1  detail

Telefónica se ha aliado con un banco alemán de los "de Internet". ¿Nos hemos vuelto locos? ¿Es que vamos a hacer la competencia al Popular?

Los bancos se están transformando muy deprisa en la era de Internet. Lo raro es que no haya pasado antes; si lo pensáis, el dinero físico hace tiempo que ha desaparecido, las monedas y billetes son sólo una minúscula fracción del dinero que realmente existe ¿Y el resto? Pues la mayoría del dinero sólo existe en la memoria de ciertos ordenadores, en forma de apuntes contables, en resumen, está en la nube. No existe un negocio más preparado para la era de Internet que el negocio bancario, pues ya está en "la nube". Y entonces ¿para qué se necesitan las oficinas? Porque para que el empleado se conecte con el ordenador, pues ya lo podemos hacer nosotros.

 

 

Y esa es una de las razones por las que los bancos están migrando tan deprisa hacia Internet. Es también el motivo por el que cada vez más y más oficinas están cerrando. Cada vez hay menos servicios que precisan de la presencia física del banquero: ya podemos sacar dinero por los cajeros, podemos comprar y vender todo tipo de productos financieros desde Internet, hacer transferencias, domiciliar pagos, rechazar recibos... Y a medida que los pagos se hagan con tarjetas, o con nuevos medios de pago alternativos (p.e. el móvil), pues menos dependeremos de tener que disponer pagos en metálico y manejar billetes y monedas. El mercado está cambiando, y la banca por Internet se está imponiendo a pasos agigantados; y como en todos los sectores el que llega tarde a la Revolución Digital muere.

Ya conocemos otros bancos de nueva generación con mucho éxito (el ejemplo de ING es evidente). Los bancos por Internet tienen unos costes de operación infinitamente más bajos que los tradicionales, y  pueden operar con menos comisiones y/o mejores rentabilidades para sus clientes. Fidor es un banco de reciente creación que ha nacido en Internet y desde allí vive y opera. Pero es que además de trasladar el negocio bancario al nuevo entorno, utiliza las capacidades de la red para ofrecer otros servicios. Es un banco como una red social: el tipo de remuneración de las cuentas depende de los "likes" que consigas en el Facebook. Pone sus sistemas electrónicos a disposición de sus clientes, de manera que puedas programarte tus propios servicios; bueno esto parece que será sólo para los clientes más expertos, se entiende. Tiene un foro para discutir los productos y, como no, productos de ahorro y tarjetas de crédito y débito muy atractivos.

 

Antonio Ferreras - Telefónica I+D

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: