Antonio ferreras color original

Revolución digital

Antonio Ferreras
En esta década el mundo va a cambiar más que en los doscientos años anteriores

Deep Web: En las cloacas de la red (I)

Sólo el 4 % de Internet se visita por el gran público. La mayoría de la información pertenece al inframundo. Este es el primer post de un viaje al mundo oscuro de Internet

Deep Web, la Web Escondida, o la Web Oculta. son nombres para denominar toda aquella parte de Internet que no se accede habitualmente por el gran público. Sitios e información donde no llegan los buscadores, Google, Yahoo o Bing, donde es necesario tener conocimiento de cómo llegar, de contraseñas de entrada, o poseer software específico de acceso, sólo accesible por hackers. Se calcula que sólo el 4% de Internet está catalogado en los buscadores, el 96% restante permanece oculto. La metáfora preferida es la de un enorme iceberg en la que la parte hundida es 20 veces mayor que la visible.

 

 

A pesar del aura de misterio, la explicación es sencilla. Los buscadores catalogan sólo los portales que se "dejan". Es muy fácil que, al realizar una búsqueda de cualquier término, nos aparezcan los sitios de la Wikipedia; y es porque la Wikipedia se ha creado para que la encuentren. Además cuanto más gente accede, más fácil es que aparezca en los buscadores, por las características de los algoritmos de los buscadores; de este modo el sistema se realimenta. Tampoco aparecen los portales que utilizan bases de datos para sus contenidos (por ejemplo la RAE), los portales en los que se necesita contraseñas, ficheros con formatos extraños, aplicaciones clientes servidor (como los Apps de los móviles) o las miriadas de portales que tienen pocos accesos y que los buscadores no encuentran.

 

 

Pero auqne la mayor parte de la Deep Web no tenga ningún misterio, es también ahí donde se oculta el mundo oscuro o Darknet, un mundo de pedófilos y de terroristas, donde se puede comprar armas de asalto o drogas al por mayor, sitios donde hay que entrar con las debidas protecciones. Esos sitios están ahí, sólo hay que saber dónde y cómo mirar. Pero eso sará ya en otro post...

 

Antonio Ferreras

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: