Antonio ferreras color original

Revolución digital

Antonio Ferreras
En esta década el mundo va a cambiar más que en los doscientos años anteriores

Captcha y recaptcha!

¡Ya me están pidiendo otra vez que escriba las dos palabritas raras! Sí, es para saber que es un humano el que escribe; molesta, pero es útil. Para poner comentarios en los periódicos, para registrarse en las páginas, para acceder a información... Si quieres saber algo más, en el artículo te lo cuento.

Hay muchas situaciones en las que hay que ponérselo difícil a las máquinas que bucean por Internet. CAPTCHA es el acrónimo en inglés de Test de Turing Completamente Automatizado para Distinguir a los Humanos de las Computadoras. El nombre es un pequeño homenaje al genial matemático Alan Turing, que ya allá por 1950 se planteó el problema de cómo distinguir a una máquina de un humano sin verlos, sólo conociendo el comportamiento de cada uno en la resolución de ciertos problemas. Ahora el problema se complica, pues el que lo debe distinguir es a su vez una máquina, con lo que los problemas que se pueden plantear son bastante limitados.

La solución viene de los OCR, o los programas que digitalizan libros, reconociendo palabras y pasándolas a texto, no como imágenes. Se ha comprobado que los ordenadores tienen mucha dificultad en reconocer textos a poco que los caracteres se distorsionan o cojan un poco de ruido. Nuestros cerebros lo extraen con mucha facilidad a base de integrar partes  relacionadas, de separar la imagen del fondo o tener en cuenta el contexto en la interpretación. Las máquinas (por el momento) no saben hacerlo. Y ya tenemos la forma de distinguir a humanos de robots.

 

 

Si os fijáis en la segunda imagen del artículo, en la flecha redonda, ahí no pone captcha, sino que pone recaptcha. No, no es broma, son cosas diferentes. Hasta ahora hemos hablado de la teoría, pero si queremos poner esta protección en nuestro Website, es evidente que no vamos a estar dibujando palabras raras, alguien nos tiene que dar el servicio. ¿Y quién si no Google? El gigante de Mountain View tiene un servicio gratuito, recaptcha, con el que poner este tipo de protecciones en nuestras páginas de Internet. ¿Y que saca Google de esto? DIcen las malas lenguas que las palabras que pone son los trozos de texto que las máquinas no pueden descifrar de su proyecto de digitalización de libros  Google Books... es una forma de ponernos a trabajar a todos gratis ¡que tíos!

 

Antonio Ferreras

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: