Antonio ferreras color original

Revolución digital

Antonio Ferreras
En esta década el mundo va a cambiar más que en los doscientos años anteriores

Camiones en fila india

Un camión de trás de otro. Después de los vehículos sin conductor viene este nuevo invento americano que, con un sólo conductor, se pueden conducir muchos camiones, en fila india. ¡Pero qué no van a inventar estos tíos!

Se trata de camiones controlados por ordenador. Cada camión está programado para conducir sólo, siguiendo al camión que tiene enfrente y sirve de referencia al que lleva detrás. En este esquema, el primero de los camiones no tiene referencia, y es por tanto el único que necesita conductor. Se trata de tecnología muy incipiente, de la empresa Peloton Technology, pero tan revolucionaria que ha despertado el interés del muy prestigioso MIT (Massachusets Institute of Technology).

 

 

Las pruebas realizadas son muy prometedoras. Hay que indicar que por el momento se trata de sólo dos camiones "acoplados". El segundo camión, al menos en las pruebas, también llevaba conductor para ayudar al computador en las situaciones más comprometidas. Va unos 10 metros (tres coches de distacia del camión que le precede. Como se comunican entre sí por comunicación inalámbrica, los tiempos de reacción son inmediatos: si el primero frena repentinamente, todos los que le siguen harán lo mismo. Ahí radica la ventaja del "invento", la tecnología permite que los camiones vayan muy juntos, controlando además el consumo de combustible.

 

 

El sistema inicialmente parece muy indicado para transporte en grandes países, como en Estados Unidos, con larguísimas carreteras y multitud de transporte de mercancías. La reducción de costes hace falta explicarla: al ir juntos y muy cercanos, se reduce la resistencia al viento de cada uno de los camiones (sí, también del primero), en torno al 11% en el frontal y un 13% en cada uno de los que le siguen. Y cuando puedan eliminar algún conductor más, pues se incrementa el ahorro (¡y el paro!).

Es como un trasporte en tren pero con una flexibilidad extraordinaria. La tecnología tardará en llegar, pues supone utilizar las carrteras como vías de tren, con lo que las molestias para los otros conductores son altas; si ya es difícil adelantar a uno de estos camiones, cuando van dos juntos puede ser una pesadilla. Pero como en todos los aspectos de nuestra vida, los cambios que nos trae la Revolución Digital son imparables. Sólo es cuestión de tiempo...

 

Antonio Ferreras

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: