Antonio ferreras color original

Revolución digital

Antonio Ferreras
En esta década el mundo va a cambiar más que en los doscientos años anteriores

Android

Android es el "otro" sistema operativo para teléfonos móviles, utilizado por casi todos las smartphones diferentes del iphone de Apple. Android es propiedad de Google; la empresa concede licencia libre de uso para cualquier fabricante de teléfonos que lo quiera utilizar. Pero ¡si nadie da duros a cuatro pesetas!

El smartphone que llevamos en nuestros bolsillos, es en realidad un pequeño ordenador; bueno, no tan pequeño, tiene una potencia superior a la que tenían los Pentium de allá por 2001. Y como toda computadora necesita un sistema operativo, es decir, un software de base que controle al resto de aplicaciones y al propio teléfono. En los teléfonos de Apple, el famoso iPhone, este sistema operativo se llama iOS. La mayoría de los otros teléfonos de alta gama, Samsung, Nokia, LG, Sony, Motorola. utilizan Android. Sólo de forma residual se utlizan otros sistemas operativos. Android, originariamente un desarrollo sobre Linux de la compañía Android Inc., fue comprada en 2005 por Google que en 2007 "liberó" el software ofreciéndolo sus licencias de forma libre y pasándolo a la comunidad de desarrollo Open Software.

 

Este sistema operativo cuenta con una comunidad de desarrolladores grandísima a nivel mundial, que han desarrollado más de 700.000 aplicaciones disponibles en su tienda, denominda Google Play; utiliza de forma natural, como no podía ser de otra forma, el buscador de Google; y cuando se necesitan mapas se utlizan los mapas de Google. De una calidad extrordinaria, su único inconveniente es, quizás, la dificultad de actualizar el sistema operativo a las nuevas versionas que hace que los teléfonos sequeden "abclados" a la versión que traen de fábrica.

 

¿Y por qué esta generosidad de Google regalando un sofware que le costó sus buenos dolares? Para responder a esta pregunta debemos remontarnos a la decada de los 90 del siglo pasado, cuando Microsoft monopolizaba el sistema operativo de los PCs con su Windows. Este monopolio le permitía dominar todo lo que iba por encima: el navegador, las aplicaciones de oficina y cualquier otra funcionalidad que pudiera necesitar nuestro ordenador. Google, una compañía ya entonces muy grande, que vive de la publicidad que le permiten los millones de visitas que tiene su buscador, no podía permitir que se desarrollara un monopolio similar sobre el incipiente mercado de la conectividad móvil.

 

 

Es fácil ver lo inteligente que fué el movimiento. Hoy en día utilizamos el móvil más que los PCs para conectarnos a Internet. La tendencia de futuro es exponencial a favor del uso del móvil. Y casi todos utilizamos a Google para la búsquedas, YouTube para ver los vídeos, Gmail para nuestro correo y Google Maps para situarnos en el mundo real. Los réditos de la publicidad asociada van todos a la misma compañía. Hemos sustituido un monopolio por otro.

 

Antonio Ferreras

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: