Gisele touceda original

Renglones torcidos

Gisele Touceda

1,435 metros

Hace tiempo leí en un libro que la distancia que separa los rieles de los trenes tiene exactamente 1,435 metros, todas las vías ferroviarias del mundo atienden a esa distancia, se someten a ella y no pueden oponerse.  

¿Y porque exactamente 1,435 metros? esta fue la respuesta más interesante que encontré y hoy la comparto con ustedes:

 

“El escantillón (distancia entre los 2 rieles) de los ferrocarriles es de 4 pies y 8,5 pulgadas, esto es 1,435 mts

 

¿Por qué se usó esta medida? Porque esta era el escantillón de los ferrocarriles ingleses, donde se construye el primer tren a vapor.


¿Por qué usaban los ingleses esta medida? Porque las empresas inglesas que construían los vagones eran las mismas que construían carrozas antes que existiera el tren y utilizaron los mismos elementos que usaban para fabricar carrozas. 


¿Por qué las carrozas tenían esta medida 1,435 mts.? Porque la distancia entre las ruedas de las carrozas debería ser tal que pudiesen caber en las antiguas callecitas de Europa, que tenían exactamente esa medida. 

 

¿Y por qué las callecitas tenían esa medida? Porque estas calles fueron abiertas por el imperio Romano durante sus conquistas y fueron basadas en los antiguos carros romanos. 



¿Y por qué los carros romanos tuvieron esa medida? Porque se hicieron para acomodar el trasero de 2 caballos. 

 

Finalmente, el trasbordador orbital norteamericano “Shuttle” utiliza 2 tanques de combustible (SRB por “Solid Rocket Booster”) que son fabricados por Thiokol, en el estado de Utah. Los ingenieros que lo proyectaron preferían haberlo hecho mas grandes, pero tuvieron limitaciones por los túneles de los ferrocarriles en donde serian transportados, ya que estos tenían sus medidas basadas en el escantillón del tren y de los túneles.” 

 

¿Y porque comparto esta curiosidad?

 

Metafóricamente hablando, es de las más adaptables e increíbles curiosidades que últimamente he descubierto... y que me permiten llevarla a muchos lugares comunes:

 

Lo que caracteriza al ser humano es la simplicidad, porque  tal es esa simplicidad que llega a tales extremos como que hasta la más avanzada y rebuscada tecnología, depende del trasero de un caballo. y como tal debemos comprender que somos social, económica y humanamente iguales y que toda diferencia artificial y material es mundana y pasajera, 

 

Lo importante del camino es el recorrido que será nuestro legado para las futuras generaciones, porque fue el recorrido hacia la conquista del mundo lo  que determinó que la medida de las calles de Medio Occidente sea 1,435 mts.; tenemos que  tomar conciencia de que es nuestro deber salvaguardar los recursos que tan gratuitamente fueron dejados en nuestras manos para que otras personas puedan amar el mundo en el que vivimos; y no odiarlo por causa del desamor humano hacia la naturaleza.

 

En la diversidad está el cambio hacia la plenitud de la raza humana, la misma empresa fue la que determino como debía ser aquella distancia sin  ninguna oportunidad más. Y el hecho de que una misma persona tenga el poder implica que las cosas van a suceder según su propia conveniencia y todo será adaptado a su forma individual de ser, los extremos no son buenos para convivir en esta sociedad tan injusta (aquella que creamos nosotros mismos y que ahora es nuestro deber des-crearla), pero tampoco es buena solución quedarnos quietos ante la comodidad de quien dice “saber hacer las cosas”. Somos muchas bocas hablando en busca de un cambio más humano, igualitario  y ético, y en todas y cada una de ellas hay una respuesta cierta!

 

La igualdad de oportunidades solo existe entre unos pocos,  la medida es esa porque es la que determinaron a su conveniencia aquellos que llegan primero a todo. Si pudiéramos anteponer la paz humana y la armonía  ante el “valor del dinero” muy probablemente el ferrocarril existiría  mucho antes en algún país indígena (de cualquiera de las civilizaciones Incas, Mayas y Aztecas) o simplemente no hiciera falta transportar aquello que no necesitamos en verdad, pues el desarrollo trajo consigo de la mano el subdesarrollo de aquellos países que deben repartirse el 10% de la “riqueza” que les sobra al 2% de la humanidad. ¿Sera que necesitamos en verdad vestirnos con a “la última moda” para desvestir a los que (desgraciadamente) no pasan de moda?

 

Y por último, ¿debemos vivir tan esquemáticamente programados, tenemos que seguir a 1,435 mts de distancia sin oponernos en lo más mínimo, solo porque en el mejor de los casos seremos tachados de irracionales?  ¿quién puede imponerme a mí: un estilo de vida, una religión, una obligación, un ritmo de vida, un trabajo, unas leyes morales, un estricto cumplimiento de las normas de vida “ideal” … y todo eso que no quiero? ¿Hasta que parte de la historia debería irme para deshacer todos esos prejuicios que no dejan vivir a la humanidad en completa armonía y plenitud… será que hay que ir hasta el comienzo de ella misma?

 O será que podemos dejar de lado todo lo que un día mal hicimos para iniciar un camino lleno de simplicidad, solidaridad, diversidad e igualdad de oportunidades que podamos recorrer con la certeza de que otros lo recorrerán pero iniciando su camino sin ninguna distancia pre-establecida…

 

                                           

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: