Juan carlos lopez original

Recetas para educar

Juan Carlos López
Entusiasmo por la educación y por la vida

Mis amigos los gitanos

Gitanos detail

Son muchos años de convivencia juntos.  Comencé hace veintiún años en Benavente cuando trabajaba en mi querido colegio “San Isidro”. Allí hice mis primeros amigos gitanos. Y son  diecinueve ya los años que llevo en Medina de Rioseco. Aquí he compartido mi vida con muchos de vosotros, algunos incluso  ya sois padres. Quizás este buen “feeling” tenga algo que ver con el nombre de pila de mi padre, “Salazar”, que se lo pusieron en honor a un gitano amigo suyo. No lo sé, pero yo os tengo aprecio.

 

VALORO.

 

Sabéis que mi sentimiento es más que aprecio. Os valoro, y me encanta escucharos. Y que me contéis cosas del culto, del pedimiento, de las bodas, de vuestras costumbres; de cómo respetáis a vuestros ancianos.

 

Vuestra ceremonia del río, en la que los gitanos de todo el mundo se reúnen en los márgenes de los ríos para celebrar este día con una ofrenda de flores en la que las mujeres lanzan al agua pétalos de flores como símbolo de libertad y en representación del éxodo del pueblo gitano hace varios siglos.

 

Valoro vuestro respeto a los difuntos, vuestras “reglas no escritas” que dictan: el respeto de la palabra dada, la solidaridad entre miembros de la misma etnia, el cumplimiento de las decisiones de los ancianos

 

Me encantáis con vuestra piel morena, y vuestros ojazos, y vuestra capacidad de captar ritmo, único en el mundo calé. Como dice vuestro himno “gelem, gelen,

 

“ ¡Arriba Gitanos!

 

Ahora es el momento

 

Venid conmigo los romà del mundo

 

La cara morena y los ojos oscuros.

 

me gustan tanto como las uvas negras”

 

Creo que todavía hay cosas que nos separan. Me gustaría que gitano nunca fuese un insulto, en boca de un payo, ni una amenaza en boca de un gitano.

 

Debemos dar muchos pasos, para poder ir un poco más de la mano. Necesitamos aprender unos de otros. Para respetarnos, y quitarnos estereotipos.

 

Cómo acercarnos:

 

Que le pediría un gitano a un payo.

 

Introduce mi mundo en tu mundo: mi música, mi arte, mi religión, mis costumbres. Llévalos a la escuela a los libros, a los periódicos.

 

Hazme pensar

 

Si me acomodo, no me dejes. Exígeme.

 

Créeme, júzgame por mí, no por lo que hacen los de mi raza.

 

No te fijes en mi piel oscura, sino en los brillos de mis ojos.

 

No tengas prejuicios frente a mí; cada persona ha de ser valorada como persona, no me juzgues sin conocerme.

 

No me des por perdido por mi etnia

 

No desconfíes de mi.

 

Que le pide un payo a un gitano

 

Aprecia los recursos educativos y de otro tipo que se pongan a tu lado.

 

Me encantaría que valorarais más los estudios como medio de ganaros la vida. Que siempre que os dirigieses a los maestros fuera con respeto. Lo mismo que les pido a los payos.

 

Ven al IES, no firmes tu fracaso antes de entrar.

 

Las mujeres también estudian, y pueden abrirse un sitio en la sociedad. Permíteselo, si eres hombre, y reivindícalo si eres mujer. No te conformes solo con ser madre y esposa, lo primero eres persona.

 

No hagas que te tema por ser gitano, sino que te respete por ser persona.

 

Valora los libros. Entre bollicao y libro, elige libro, por favor, que alimenta más y engorda menos.

 

No me engañes cuando confío en ti. Sino, no podré creerte ni cuando digas la verdad.

 

Participa en nuestras actividades, queremos aprender de ti.

 

No pierdas el encanto que tienes cuando eres niño.

 

Trátame como persona no como payo

 

Si te miro a la cara, no me hables a la espalda

 

Me encanta cuando veo a un licenciado gitano, y a todos los que completáis el sueño de vuestros estudios. Os convertís en un ejemplo para vuestra raza.

 

No olvides que tu comportamiento es un compromiso con los tuyos, tú puedes contribuir a ennoblecer tu etnia o estigmatizarla.

 

Muchos gitanos han triunfado: Andrea Pirlo, jugador de fútbol,  y Reyes o Navas, también jugadores de fútbol. Charles Chaplin, Camarón, Lola Flores. August Krogh premio nobel de fisiología y medicina, también era gitano ¿Y por qué tú no puedes ser el siguiente?

 

 ¿Sabéis cual es mi sueño?, no quiero jubilarme sin  ver a un gitano maestro. Sí, ejercer a mi lado, y que sirváis de espejo a los de vuestra raza.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: