Juan carlos lopez original

Recetas para educar

Juan Carlos López
Entusiasmo por la educación y por la vida

Carnet por puntos para padres

A esta vida venimos sin manual de instrucciones y sin un carnet que nos acredite como “preparados para ser padres”, pero aun así, a algunos la vida les regala un hijo. Sería necesario tener antes algunos requisitos para poder ser padres, como: haber consumido etapas en la vida que nos haga tener cierta madurez personal, saber renunciar o poder adaptarnos a la nueva situación que supone tener un hijo.

Muchas veces funcionamos por intuición, o por ensayo y error, o nos guiamos de lo que oímos y vemos…, y en “la máquina” llamada hijo, esto, no siempre funciona.

 

Y cuando crees que “ya sabes un poco de qué va esto”,  viene otro hijo para el que no vale nada de lo descubierto. Cada hijo es único e irrepetible aun siendo los mismos padres.

 

Partimos de algunas premisas imprescindibles para ser padres:

 

En primer lugar debemos recordar que en los primeros años de vida, además de darles seguridad física y afectiva, seremos sus modelos. Debemos tener cuidado de no proyectar en la vida de los hijos aquello que no nos funcionó a nosotros, y recordar que no pasaremos por el camino por el que van nuestros hijos.

 

Los padres de vez en cuando deberíamos pasar una “I.T.P.”, es decir una Inspección Técnica de Padres. Se trataría de un momento de pausa que nos llevara a la reflexión. Estos momentos, unas veces los tomamos por propia iniciativa, y en otras ocasiones son los propios conflictos familiares o filiares los que nos llevan directamente a esta I.T.P. de padres.

 

En estos momentos, debemos recordar a modo de orientación los siguientes baremos:

 

Se pierde un punto del carnet de padres:

 

Por no pasar con el niño al menos una hora al día de calidad.
Por anteponer la plancha, el ordenador, etc...  a nuestro hijo.
Por comprarle todo aquello que nos pida.
Por  ridiculizarle o  entrar  en luchas de poder con el hijo.
Por no asistir a las reuniones de colegio,  aunque el tiempo nos lo permita.
Por olvidarse su día de cumpleaños
Por llevarles a ambientes poco saludables o no propios de la infancia

 

Dos puntos:

 

Por compararle con su hermano.
Por no haber jugando nunca a un juego de mesa.
Por hablar mal de los maestros, o de un familiar delante del niño.
Por no escuchar con empatía.
Por planificarle una vida de locos llena de actividades extraescolares.
Por hacerle los deberes.
Por mentirle.
Por no llevarle a ver a los abuelos

 

Tres puntos:

 

Por decir palabrotas delante del niño.
Por comentarios machistas, homófonos  o racistas delante del hijo, a no ser que esos sean los valores que queramos inculcarle.
Por hacer el energúmeno desde el coche.
Por insultar a un árbitro.
Por cambiar nuestro tiempo por un regalo materialista.
Por gritarle.
Por no llevar una alimentación sana habitualmente.
Por discutir con el cónyuge delante del hijo

 

Retirada de carnet:

 

Por emborracharse.
Por no pasar la Navidad con los hijos.
Por pegarle a él o, por supuesto, por agredir de cualquier manera al cónyuge.

 

Acciones con las que se recuperan los puntos:

 

Comer juntos siempre que se puede.
Llevarle al parque y jugar con él.
Preguntarle la lección y preocuparse de sus problemas.
Consolarle en el médico, o en momentos que lo necesite ( cuando le deja la novia, enfado con su mejor amigo, alguna pérdida querida...)
Agarrarle de la mano por la calle
Rezar juntos (si se tiene fe)
Pertenecer al Ampa o al Consejo Escolar
Llevarles a votar con nosotros
Hablarles de sexo cuando llegue el momento
Ver la tele juntos comiendo unas pipas o unos gusanitos
Conocer su música preferida, los juegos de ordenador, o el nombre de sus amigos
Ir de excursión por la naturaleza
Alegrarnos delante de ellos de los logros de los demás
Esperarle despierto por la noche o levantarse temprano con él
Llamarle por teléfono antes del examen importante
Ir a verle jugar un partido (2 puntos más si encima hace frio)
Leer libros juntos o ir al cine juntos
Revelarnos ante las injusticias de manera civilizada
Fregar, planchar y las demás tareas de intendencia mientras ellos no puedan aprender a hacerlas.
Dejarles hacer las cosas por si mismo
Ir a verle el día de su actuación
Hablar tranquilamente con él
Hacer deporte juntos
Hacerle sentir tu afecto todos los días: Con un beso o abrazo, recordándole que le quieres

 

Ser padre es una responsabilidad, nunca se debería tener  un  hijo “porque ya toca”, es algo demasiado importante, para la familia y para la sociedad.

 

Cuando pensabas que no te veía

 

• Cuando pensabas que no te veía, te vi pegar mi primer dibujo al refrigerador, e inmediatamente quise pintar otro.

• Cuando pensabas que no te veía, te vi arreglar y disponer de todo en nuestra casa para que fuese agradable vivir, pendiente de detalles, y entendí que las pequeñas cosas son las cosas especiales de la vida.

• Cuando pensabas que no te veía, te escuché pedirle a Dios y supe que existía un Dios al que le podría yo hablar y en quien confiar.

• Cuando pensabas que no te veía, te vi preocuparte por tus amigos sanos y enfermos y aprendí que todos debemos de ayudarnos y cuidarnos unos a otros.

• Cuando pensabas que no te veía, te vi dar tu tiempo y dinero para ayudar a personas que no tienen nada y aprendí que aquellos que tienen algo deben de compartirlo con quienes no tienen.

• Cuando pensabas que no te veía, te sentí darme un beso por la noche y me sentí amado y seguro.

• Cuando pensabas que no te veía, vi como cumplías con tus responsabilidades aún cuando no te sentías bien, y aprendí que debo de ser responsable cuando crezca.

• Cuando pensabas que no te veía, vi lágrimas salir de tus ojos y aprendí que algunas veces las cosas duelen, y que está bien llorar.

• Cuando pensabas que no te veía, vi que te importaba y quise ser todo lo que puedo llegar a ser.

• Cuando pensabas que no te veía, aprendí casi todas las lecciones de la vida que necesito saber para ser una persona buena y productiva cuando crezca.

• Cuando pensabas que no te veía, te vi y quiero decirte:

¡Gracias por todas las cosas que vi cuando pensabas que no te veía!

 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: