Silueta saul n amado original

"Punto y coma"

Saúl N. Amado
Artículos relacionados con el mundo de la política, la crítica a determinados temas, experiencias vividas por el autor y actualidad en general.

LAS DUDAS DE LA INCERTIDUMBRE

Captura detail

Ahora le da por llover. Mientras, Sánchez no se quiere mojar y continúa hablando –insensato– con los grupos políticos. Esta semana ha anunciado que ha decidido reunirse con Mariano Rajoy mañana, viernes. ¡Ansiado viernes! Veremos a ver qué nuevas –y esperemos que buenas­– nos depara dicha conversación.

Ahora le da por llover. Mientras, Sánchez no se quiere mojar y continúa hablando –insensato– con los grupos políticos. Esta semana ha anunciado que ha decidido reunirse con Mariano Rajoy mañana, viernes. ¡Ansiado viernes! Veremos a ver qué nuevas –y esperemos que buenas­– nos depara dicha conversación.

 

Esto sabemos cómo empieza, pero no cómo acaba. Estos últimos días muchos acarician la duda de si esa incertidumbre e inseguridad que se respira en el ambiente, comienza a hacer mella en la economía española. Por primera vez, desde agosto del año pasado y hasta niveles no vistos desde julio de 2013, el Ibex 35 se ha hundido un 4,44 por ciento a 8.122,4 puntos. Para más desolación, la prima de riesgo se ha llegado a elevar hasta los 155 puntos. Quizá, la principal razón de estas situaciones con olor a añejo es ‹‹la fuerte caída que están registrando las Bolsas mundiales y el temor a una recesión mundial››. Eso afirman los expertos, a la vez que se cuestionan si la volatilidad que subyace en la economía nacional tiene algo que ver, también, con la situación política desequilibrada que –de momento– acucia nuestro país.

 

Yo, como no soy experto, siquiera un simple aficionado aprendiz, entiendo y me comentan que a España le urge un Gobierno cabal y riguroso. Pero creo que todo se queda en simples palabras y buenas intenciones. Mientras existan partidos que se preocupen más por salir volando –o como sea– del ‹‹gallinero›› en vez de intentar buscar una decisión acertada para los ciudadanos, no podremos alcanzar ese propósito. Y no lo digo yo, querido lector, lo dicen los doctos manipuladores de la actualidad política y social española.

 

Es increíble cómo ha cambiado el discurso de los candidatos desde las pasadas elecciones del 20 de diciembre. Pedro Sánchez dijo en un mitin que ‹‹en vez de llamarse Podemos, se debería llamar No Sabemos››. Jocoso él. Ahora somos los demás los que no sabemos muy bien a qué está jugando el líder socialista. No sabemos si sabe lo que dice y, peor aún, si sabe lo que hace. Confío en sus dotes carismáticas y en que hará lo propicio. Ahora bien, ¿qué es lo propicio?  Por ahora, mañana reunión de la ‹‹vieja política››.

 

En fin, entre tanto vendaval espero que amaine el tiempo, ya que si este temporal no cesa y las lluvias constantes nos siguen persiguiendo, nos acabaremos inundando.  Sí. Políticamente.

Comentarios

inf2@ 11/02/2016 13:39 #1
Al Sr Sánchez le da igual España, nada más le interesa salvar su culo y pactaría con el diablo con tal de gobernar.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: