Silueta postigo original

Punto Deportivo

Juan Postigo

Mariño estaba en su derecho

Diego marino real valladolid cf v club atletico aofps7rlqrml detail

El joven portero, rumbo al Levante tras su espantada de Valladolid, no ha errado en su decisión, pero probablemente sí en las formas.

Así es, admitámoslo. Diego Mariño, que por lo visto jugará cedido como portero del Levante la próxima temporada casi con total seguridad tras salir pitando de Zorrilla, se encontraba en total derecho para tomar semejante decisión. Al menos, hasta que Suárez demuestre que la susodicha cláusula estaba fuera de plazo. “Diego Mariño puede irse cedido a otro equipo en caso de descenso durante esa misma temporada”, venía a decir. Visto el percal, el primer paso es asumir que el portero está fuera.

 

Un contrato es un contrato, por lo que si Alberto Marcos y Carlos Suárez se hicieron cargo en su día de un punto así, ‘toca cumplirlo’, que se diría en la campaña de abonados. ¿Acaso quieren considerar al portero un traidor, por el simple intento de mejorar su situación laboral? Traslademos el caso al humilde oficio de un zapatero, por poner un ejemplo cualquiera.

 

En la actual empresa del artesano, este tiene la suerte de cobrar 1.500 euros al mes. Tras un buen año, se le ofrece la posibilidad de fichar por otro negocio en el que se le paga 2.000 –clave recordar en este aspecto que a Mariño se le reducía un 40% su sueldo con el Real Valladolid por el descenso-. Y por no hablar del prestigio y la visibilidad que te da jugar en Primera División. ¿A que no es tan raro que quiera vestir la blaugrana?

 

Hasta aquí la lógica y fundamentada decisión del guardameta, pero también hay un punto negro para Mariño, que no es otro que las formas. Una vez comenzada la pretemporada, teniendo en cuenta que era un jugador con el que se contaba, no es plato de buen gusto para el club ni para la afición darse a la fuga de esta manera. Es cierto que la más que posible llegada de Keylor Navas al Madrid precipita todo, pero a un servidor siempre le han enseñado que es de bien nacidos ser agradecidos.

 

Y ahí está el gran fallo, o la gran falta del portero. De un día para otro, agarró las maletas y se fue, despidiéndose con la manita de un club que le dio la oportunidad de demostrar en la élite lo que valía. Si en vez de proceder así el guardameta se hubiera molestado en convocar a los medios para decir adiós en condiciones, dando su propia versión y sus argumentos, todo hubiera sido muy diferente. Créanme. Tan sencillo como eso.

 

Ustedes le han visto esta temporada varias veces ante los micrófonos. Es un tío tan válido fuera como dentro del campo, un chico con cabeza y sentido común, además de un gran portero. Duele dejar marchar así a un portero que podría haber sido sin problemas el Zamora de Segunda, pero es lo que hay. A rey muerto, rey puesto. Ya solo queda buscar un sustituto de garantías.

Comentarios

Pero mariiiiiiño 31/07/2014 00:09 #2
Puea lógico acto de este buen arquero. En Puc(ela) siempre aparecen porteros de garantías, por lo que no podemos perder la esperanza. Un abrazo Vargas
Carlos Gobernado 19/07/2014 11:55 #1
Buen artículo Juan Tomás! ;)

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: