Silueta postigo original

Punto Deportivo

Juan Postigo

Los tópicos que "salvan" al periodismo deportivo

Imagen portada marca presencial sin letra detail

En demasiadas ocasiones, el periodismo deportivo cae en la costumbre de tirar de estos manoseados tópicos... incluso a costa de romper las normas más básicas del buen redactor. Les cuento un caso.

Pasaba en un partido de esta temporada en Zorrilla, el cual no desvelaré para no dar más datos del susodicho. Entré a la cabina, como en cualquier otro partido, una media hora antes de que diera comienzo el encuentro y comprobé con cierta alegría que me tocaba compañía de un periodista del equipo visitante que se había trasladado a Valladolid para cubrir el choque. Era de prensa escrita. No daré más datos, tampoco hacen falta.

 

Nos saludamos cortesmente. Buen tipo, o al menos eso parecía en las palabras de saludo que intercambiamos. Comenzó el partido y, para variar, el Pucela no tardó mucho tiempo en ponerse por detrás en el marcador.

 

Este buen hombre, con su portátil, por lo visto tenía la tarea de hacer las valoraciones de todos y cada uno de los jugadores del equipo visitante en un par de líneas. Esto tan típico que vemos en muchos periódicos deportivos de poner la cara del jugador y su actuación del partido en un par de líneas.

 

Ahí fue donde me quedé sorprendido, completamente alucinado de la actuación del compañero. Corría el minuto veinte, cuando este buen hombre se puso a dejar redactadas prácticamente los once espacios. "Correcto todo el partido, fue la clave en la conexión entre defensa y ataque". "Fallón en algunos pases, fue de menos a más"."Tuvo un par de intervenciones de mérito, pero se le notaron ciertos nervios". Todo esto, repito, en el minuto veinte.

 

¿Hasta qué punto tenemos licencia los periodistas deportivos para tirar de los tan manidos tópicos? ¿Vale todo para tratar de cerrar la edición cuanto antes? ¿En semejante monotonía hemos caído? Lo reconozco, se me cayó el alma a los pies cuando me di cuenta de la realidad del amigo, muy apurado en cuanto a tiempo se refiere en sus tareas, por lo visto.

 

Es lógico que en el periodismo deportivo se haga uso de ciertas expresiones o tópicos, de lo más normal, pero llegar al punto de romper las normas más básicas de un buen redactor es algo terrible. Hay ciertas licencias en este campo tan especial de la comunicación donde se transmite ocio y diversión, pero todo tiene un límite. ¿O no?

 

P.D. Al final el desarrollo del partido fue de lo más más peculiar y el resultado algo imprevisible, por lo que la cosa terminó en empate. Vaya usted a saber si el protagonista de nuestra historia, por vergüenza torera, terminó cambiando sus premeditadas valoraciones.

Comentarios

Davi 22/05/2014 09:07 #1
Me encantó la noticia, con total razon no se puede caer en los topicos eso provocara un periodismo aburrido.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: