Silueta postigo original

Punto Deportivo

Juan Postigo

En el deporte, una provocación no da guante blanco

Diop detail

Los insultos de la afición del Atlético a Diop este domingo son censurables, pero el jugador siempre comete un error al responder a los bobos de turno.

Lo reconozco. Me pone de los nervios. No lo soporto. Me crispa. Lo podíamos ver el otro día cuando Diop, jugador africano del Levante, era objeto de insultos racistas desde la grada cuando su equipo conseguía la victoria ante el Atlético de Madrid de manera inesperada. No hablo del mero hecho del racismo, algo que se da por hecho que todo el mundo, por suerte para la sociedad, condena con mayor o menor acierto y repercusión.

 

Me refiero al hecho de que un jugador, una vez más, pierda la cabeza y se deje llevar por las circunstancias. Vaya por delante que los sonidos imitando a un mono de varios seguidores colchoneros que se habían trasladado a Valencia son de lo más censurables –otro día hablaremos del hecho de que por cuatro imbéciles se juzgue a toda una afición-, pero cada día veo menos lógico que un jugador profesional se deje llevar y les responda con otra provocación.

 

Repito, no me malinterpreten. Dios me libre de aprobar el racismo. Pero lo que yo quiero transmitirles a ustedes con estos cuatro párrafos es que hoy día lo normal parece ser que todos los deportistas, bien de fútbol, baloncesto, balonmano o del que sea, se piensen que pueden hacer o decir lo que les dé la gana, aunque sea con una excusa de este calibre.

 

Sé que en muchas ocasiones no es fácil mantener la cabeza fría cuando te provocan. Es obvio que estos deportistas están sometidos a mucha presión profesional y mediática día tras día, ¿pero acaso es normal ver situaciones como la de Cristiano Ronaldo amagando con tirarle un balón a un aficionado del Athletic, Messi pegando un patadón a la grada o el propio Diop poniéndose a bailar para devolver la provocación de los colchoneros?

 

Lo siento, señores, esto ustedes lo llevan en el sueldo. Hay ciertos cargos o trabajos que conllevan cierta responsabilidad. Insisto en que esto no justifica el racismo al que fue sometido el jugador, qué duda cabe, pero en la dignidad del hombre está la capacidad de no rebajarse al nivel de la persona que le arremete contra él sin razón.

 

Y es que yo soy de los que piensa que el tiempo pone a cada uno en su lugar. Creo que esos cuatro lerdos del Atlético que insultaron por el mero hecho de divertirse, lo acabaran pagando de una manera o de otra, si es que no lo están haciendo ya con su falta de inteligencia. Y por ello, Diop no tiene ningún derecho a ejercer de juez.

 

P.D. En su favor, el jugador pidió después disculpas y dio explicaciones, cosa que no suele suceder.

Comentarios

tomas roncero 06/05/2014 14:37 #2
de dani alves comendiendose el platano no dijisteis nada... stop doble rasero! ;)
V de Venverga 06/05/2014 14:35 #1
guante blanco? ya basta de comentarios racistas!!

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: