Publicidad, ¿para todos?

Si como a la mayoría no te ha tocado la lotería, podemos volver a ilusionarnos con la del Niño, que de ello ya se encarga la publicidad de Loterías y Apuestas del Estado; y disfrutar de la salud trabajando…

 

Tras el último post queda claro que es básico conocer y clasificar los datos relativos a nuestros clientes. En principio porque así se pueden organizar campañas y estrategias de comunicación más efectivas. Pero lo fundamental es detectar quién es nuestro público objetivo; que en publicidad podemos definir simplemente como el destinatario ideal de una campaña, producto o servicio.

 

En el ámbito del marketing sin embargo hablaremos del mercado objetivo, ya que este comprende un conjunto mayor, con más variables.

 

Por eso cuando ideamos una campaña publicitaria debemos definir el público al que debe dirigirse. Si se hace correctamente, la inversión producirá mayor respuesta en esa parte de la población que nos interesa. 

 

En los tiempos que corren no podemos mantener la idea de que para promocionar un producto o servicio  cuanta más difusión tenga mejor.  No sire de nada invertir dinero en promocionar unas rutas a caballo si ese mensaje le está llegando a un público más interesado en los viajes al extranjero.

 

Si no entiendes porque tu gasto en publicidad produce pocos resultados, por qué tus promociones no provocan mayor respuesta etc. Seguramente es porque cometes  el error de invertir en publicidad sin las cosas claras.


Consejos básicos para mejorar tus campañas publicitarias:

  • - Define bien  a tu público objetivo, para ello cuentas con toda la información necesaria, lo más importante es que entenderás cuáles son sus deseos y necesidades básicas, tomate tu tiempo para determinar cuáles son las características (variables) que lo definen mejor.
  • - Adapta tu mensaje a dicho público, dirígete a ese público y olvida los mensajes generalizados.
  • - Utiliza “medios dirigidos”, son aquellos medios que canalizan (comunican el mensaje publicitario),  que interesan a tu público objetivo; revistas especializadas, foros temáticos, blogs especializados, ferias,  correo directo, tele marketing, publicidad en el punto de venta etc. Una PYME puede aprovechar mejor sus recursos utilizando medios dirigidos sin necesidad de publicitarse masivamente.
  • - Procura que los medios empleados sean relevantes para tu público y que sea posible medir la respuesta y efectividad.  Esta es una ventaja fundamental frente a los grandes medios masivos, por ejemplo una sección en un diario digital, frente a un spot en radio convencional.

 

Resumen y conclusión:

Conocer bien a tu público objetivo mejora el mensaje publicitario, permite una elección más adecuada de los medios empleados para transmitirlo;  que además maximiza el conocimiento de la eficiencia y respuesta de la campaña; y por último rentabiliza la inversión empleada.

 

Os aconsejo que echéis un vistazo por internet a los “medios dirigidos”, son el futuro.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: