Ihernandez original

Protókollom

Isabel Hernández

La esperanza es lo último que se pierde€ y ahora que la hemos perdido ¿qué hacemos? 

 
Y que conste que yo nací el día de la Esperanza, y puede que sea una de las últimas en perderla. Pero esta decisión me ha pillado por sorpresa; sobre todo después de haberla visto tan contenta el otro día con el tema de Eurovegas.Ya sé que alguno estará pensando cómo me €œpringo€ y apoyo a uno u otro partido político. Cosa que en este blog no hare nunca por dos razones: porque un responsable de protocolo (me pongo ese título aunque sólo sea como responsable de este blog semanal) nunca debe dejar trascender sus ideas políticas, si es que las tiene. Y en segundo lugar porque soy periodista y se me presupone objetividad.Lo de hablar de Esperanza Aguirre va por otros caminos, y es por su condición de mujer, algo en lo que sí me voy a implicar, porque creo que ella ha roto muchas barreras en nuestro panorama social.Ha sido la primera Presidenta del Senado y la primera Presidenta de una Comunidad Autónoma, y por ende la más importante (que no me oigan en Cataluña) debido a que en ella están las altas instituciones del Estado.Le ha quedado ser la primera Presidenta del Gobierno de España; a ella o a otra mujer como por ejemplo, Carme Chacón, Âżos acordáis de ella?, que habrá sido de €œla niña€ de ZP que desde las elecciones de 2011 no hemos vuelto casi a saber de ella.Por cierto para los que no lo sepan ambas tienen relación con Ávila, y hasta ahí puedo leer€Ścada uno que se informe donde quiera.Pero en España todavía no estamos preparados para que una mujer asuma la Presidencia del Estado, porque todavía tenemos que demostrar lo que valemos en nuestro trabajo sin que se nos juzgue por ser mujeres.En los gobiernos de Rajoy y de Zapatero las €œsegundas de abordo€ han sido mujeres: Soraya Saéz de Santamaría y MÂŞ Teresa Fernández de la Vega. En ambos casos asumen mucha responsabilidad, pero todavía nos falta subir ese escalón; no sé si grande o pequeño, pero creo que todavía tardará en llegar.También tengo que decir que estoy en contra de los repartos paritarios en las listas de los partidos por una sencilla razón, a las personas no hay que elegirlas por cuestión de género (utilizar la palabra sexo es para otros menesteres jajaja) sino por cuestión de su valía profesional. De esta forma pueden quedar fuera personas muy buenas pero que como hay que cubrir unos cupos no pueden ir en las listas.Si vamos al Real Decreto de Precedencias del Estado (para el que no lo sepa, es la norma de mayor rango en España encargada de la colocación de autoridades en un acto) de los cargos que nos encontramos podemos decir que sólo en torno al 20% está ocupado por mujeres, el resto es asumido por hombres.Es verdad que las cosas están cambiando, y que €œpasito a pasito€ vamos ocupando puestos de responsabilidad, y espero que esos cambios no tarden mucho en venir.Sólo voy a reprocharle una cosa a Esperanza Aguirre de su rueda de prensa de dimisión: retrocedió algunos pasos al decir que dejaba el trabajo para ocuparse de su familia, de sus nietos€Ś Âżqué pasa que hasta ahora no lo había hecho? Os imagináis a un hombre que dimite de un puesto de responsabilidad diciendo las mismas palabras, no Âżverdad?Tendremos que seguir luchando porque se nos reconozca nuestra valía profesional, ya que€Ś la esperanza es lo último que se pierde.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: