Ihernandez original

Protókollom

Isabel Hernández

Esa gran idea que surgió planchando

 

Hay veces que las mejores ideas para la organización de un evento surgen en el momento menos esperado, pero se enciende la bombilla cuando menos te los esperas, eso sí para eso hay que estar preparado, porque no a todo el mundo se le ocurren ideas que se puedan llevar a cabo.

Siempre he tenido mucha imaginación, lo reconozco, y el otro día mientras planchaba (esto no sé lo va a creer ni mi madre, porque odio planchar) estaba viendo una película y mi cabeza empezó a maquinar la idea de lo que íbamos a hacer este año para la IV Feria de Bodas y Eventos de Ávila.

NATASSHA Y JHONY MASTER FINAL from VIDICAM, S.L. on Vimeo.

Así que me puse manos a la obra: tengo que pedir prestado un traje en esta tienda, unos manteles en este otro sitio, un tocado, unas sillas, varios coches antiguos y modernos, un equipo de sonido, cables, cómo transportarlo, necesito actores, unos modelos, una cantante…un esquema en un cuaderno (y eso que no sé dibujar), y saber explicar a todos la idea de la forma más fácil para que cada uno sepa lo que hacer en el momento adecuado.

Le cuento la idea a un amigo, también implicado en este asunto, y me dice “pero si no te queda tiempo”. A lo que le conteste “pero si este año lo estoy haciendo con tiempo, si nos quedan 4 días, el año pasado lo pensé en media hora”, se rió, pero claro al final lo hicimos y ha tenido muy buena acogida.

Y es que para organizar un “street marketing” (un evento en la calle para promocionar en este caso una feria) lo importante es dar con la idea adecuada en el momento justo, pero también contar con colaboradores que te ayuden de forma desinteresada sin importarles las “prisas” con las que pides las cosas (a todos ellos les doy las gracias porque sino esto no hubiera sido posible).

CHACHA Y DAVID FINAL VIMEO from VIDICAM, S.L. on Vimeo.

Esto en Protocolo recibe el nombre de logística de eventos, es decir, organizar un evento con economía de medios, aportando cada uno lo que sabe hacer. Y además no sólo lo hicimos ese día sino que varios días antes se grabaron varios anuncios para promocionar la feria y las empresas que participaban en la misma.

Siempre tiene que haber alguien que dirija un poco al resto y sirva de nexo de unión, pero solo se consigue llevarlo a cabo con el control que cada uno tiene sobre la parte del trabajo que le ha tocado. El resultado fue más que satisfactorio.

Dividimos la Plaza de El Grande en tres zonas: en la primera pusimos un equipo de sonido y una soprano que nos encandiló con voz, luego montamos una mesa para celebrar una boda y un grupo de teatro realizó un ejercicio de improvisación, y el tercero lo llenamos de coches antiguos para que la gente que pasaba por allí y varios fotógrafos pudieran captar imágenes.

“Y ¿cómo estaba la Plaza? Abarrotá”, la gente participó y le gustó mucho.

Bueno, y al final hasta se nos colocó en todo el “tinglaó” una comparsa de falleras (muy guapas y vistosas ellas), como en las mejores películas de Alfredo Landa. Porque aunque habíamos pedido los permisos necesarios para realizar la actividad, alguien debe haber perdido la agenda y dan permiso a varios “en el mismo sitio y a la misma hora..” como dice la canción.

ANA Y JERO from VIDICAM, S.L. on Vimeo.

Eso sí, no le digáis a mi madre que no he terminado ni de ver la película ni de planchar.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: