Egrande 80x111 copia original

Prevenir y curar

Eduardo Grande
Blog de Eduardo Grande

COPAGO SANITARIO

 Existe la percepción generalizada en sectores políticos, económicos e incluso entre los propios sanitarios del país que la población abusa del sistema sanitario. El número de visitas al médico por habitante y año en España, es el mas alto de los países de la unión europea ( en concreto de los 15 países semejantes en desarrollo al nuestro), pues está en torno de nueve veces al año, y en el resto alrededor de cinco. El copago sanitario, sería el cobro de alguna cantidad para que dejase de ser absolutamente gratuitos los servicios sanitarios y de esa forma corregir el abuso de la gratuidad.
Bien es cierto que el médico de atención primaria en España, asume muchos actos administrativos que en otros países no se contabilizan como consultas médicas y que engordan las cifras, pero también es bien cierto que la facilidad del acceso y la gratuidad del sistema sanitario, lleva consigo a la masificación de las consultas y servicios, restando tiempo y recursos a los que realmente lo necesita. De ahí a las interminables listas de espera y a las quejas que oímos a diario: “ me han dado la cita dentro de tres meses”, por ejemplo.

No sé si es justo o no el plantear el copago sanitario, por cierto institucionalizado en prácticamente todos los países europeos en una u otra manera, pero las autoridades sanitarias ( léase Consejo Interterritorial de Sanidad), deben de tomar cartas en el asunto y plantear de forma unitaria soluciones a este problema de sostenibilidad de la sanidad ( por cierto de las mejores del mundo) para todos los territorios del estado, y que no dependa del lugar en el que vivas el tener que pagar, por ejemplo, un euro por receta.

El gasto sanitario es inasumible y, o ponemos freno o este barco hará aguas y con riesgo de ir a pique.

Ávila debe de tener del orden de 150.000 tarjetas sanitarias, y el gasto en las recetas que los médicos de atención primaria prescribimos está alrededor de 42 millones de euro, el año 2.011.Un promedio de gasto de 280 euros abulense año. Una barbaridad.

El copago farmacéutico, tan debatido estos días, ya se hacía .El trabajador activo aportaba hasta ahora un 40% del valor del medicamento recetado y el pensionista tenía la medicación gratuita. Las cosas han cambiado, El Real Decreto de 24 de Abril de 2012 establece las aportaciones que deberán de hacerse:

a) Un 60 % del PVP para los usuarios y sus beneficiarios cuya renta sea igual o superior a 100.000 euros.

b) Un 50 % del PVP para las personas que ostenten la condición de asegurado activo y sus beneficiarios cuya renta sea igual o superior a 18.000 euros e inferior a 100.000 euros .

c) Un 40 % para las personas que ostenten la condición de asegurado activo y sus beneficiarios y no se encuentren incluidos en los apartados a) o b) anteriores.

d) Un 10 % del PVP para las personas que ostenten la condición de asegurado como pensionistas de la Seguridad Social, con excepción de las personas incluidas en el apartado a)..

6. Con el fin de garantizar la continuidad de los tratamientos de carácter crónico y asegurar un alto nivel de equidad a los pacientes pensionistas con tratamientos de larga duración, los porcentajes generales estarán sujetos a topes máximos de aportación en los siguientes supuestos:

a) A un 10 % del PVP en los medicamentos pertenecientes a los grupos ATC de aportación reducida, con una aportación máxima para el 2012, expresada en euros, resultante de la aplicación de la actualización del IPC a la aportación máxima vigente. Dicha aportación máxima se actualizará, de forma automática cada mes de enero de acuerdo con la evolución del IPC. La actualización se formalizará por resolución de la unidad responsable de farmacia del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

b) Para los pensionistas de la Seguridad Social y sus beneficiarios cuya renta sea inferior a 18.000 euros de su declaración de la renta incluidos en los siguientes apartados
hasta un limite máximo de aportación mensual de 8 euros.

c) Para los pensionistas de la Seguridad Social y sus beneficiarios cuya renta sea igual o superior a 18.000 euros e inferior a 100.000 euros, hasta un límite máximo de aportación mensual de 18 euros.

d) Para los pensionistas de la Seguridad Social y sus beneficiarios cuya renta sea superior a 100.000 euros, hasta un límite máximo de aportación mensual de 60 euros.

7. El importe de las aportaciones que excedan estos montos será objeto de reintegro por la comunidad autónoma correspondiente, con una periodicidad máxima semestral.

8. Estarán exentos de aportación, los usuarios y sus beneficiarios que pertenezcan a una de las siguientes categorías:

a) Afectados de síndrome tóxico y personas con discapacidad en los supuestos contemplados en su normativa específica.

b) Personas perceptoras de rentas de integración social.

c) Persona perceptoras de pensiones no contributivas.

d) Parados que han perdido el derecho a percibir el subsidio de desempleo en tanto subsista su situación.

e) Los tratamientos derivados de accidente de trabajo y enfermedad profesional

Con esta nueva normativa se hace justicia con los jubilados de Muface, Mujeju, e Isfas, que desde siempre han venido aportando el 30% de sus recetas. Ya era hora.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: