Rodriguez original original

Perspectiva de familia

José Javier Rodríguez
Blog de José Javier Rodríguez Santos

La vida: una asignatura que la escuela suspende

Barriga detail

“Una gran batalla cultural está librándose el último tercio del Siglo XX. En ella está en juego la concepción misma del hombre.” Afirma mi amigo Vicente Morro en una reciente ponencia que realizó en un congreso sobre educación celebrado en la Universidad Católica de Valencia.

V. Morro detalla cómo la reflexión sobre la vida se ha alejado de las aulas de los colegios españoles (públicos y privados) como si de un mal se tratara. Unos por miedo, otros por ideología, otros por un falso respeto a la libertad de la persona ocultan la verdad científica sobre lo que es el embrión humano. Giuliano Ferrara, director del periódico Il Foglio -transcribo de texto que me envía Vicente- “denunciaba esta situación con crudeza: «La sordera moral respecto al aborto es hoy día la ley educativa de Occidente.» Parece como si en la escuela estuviera prohibido hablar de las cuestiones que afectan a la vida humana, de los ataques y amenazas que sufre, del valor y dignidad de toda la vida y la vida de todos”.

 

¿Qué dice la ciencia sobre el origen de la vida humana?

1.- Se suele utilizar una falsedad para hablar de la persona humana en el momento de su concepción: “el embrión es al principio un simple conjunto de células”. No es cierto, el embrión humano es más que eso, como señala la doctora López Moratalla, se «puede afirmar que el cigoto es un viviente y no simplemente una célula viva. Es la única realidad unicelular totipotente capaz de desarrollarse naturalmente a organismo completo y crecer lleno de coherencia.»

 

2.- El profesor Jérôme Lejeune descubridor de la trisomía 21, origen del Síndrome de Down, señaló que, sin ningún género de dudas, «cada uno de nosotros tiene un comienzo muy preciso, el momento de la concepción… tan pronto como se encuentran los veintitrés cromosomas transportados por el espermatozoide con los veintitrés transportados por el óvulo, ya tenemos reunida toda la información necesaria y suficiente para expresar todas las características del nuevo ser.»

 

¿Qué dice el derecho sobre el origen de la Vida?

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictó una Sentencia el 18 de octubre de 2011 en la que definía al embrión humano como un organismo capaz de iniciar el desarrollo de un ser humano, ya sea el resultado de la fecundación o producto de una clonación. Específicamente, la Sentencia confirma que «constituye un embrión humano todo “ovulo humano” a partir del estadio de la fecundación tenga el origen que tenga». Vicente Morro afirma en su ponencia: “¡Qué vergüenza para algunos que se han pasado la vida hablando de pre-embriones o de la anidación o de cualquier otro momento, más o menos arbitrario, para fijar el inicio de la vida humana!”

 

La manipulación del lenguaje sobre el origen de la vida humana

1.- Se reviste la eliminación un “embrión humano” como progreso humano, de ampliación de derechos e, incluso, de falsa piedad hacia quien sufre.

 

2.- El caso que permitió la legalización del aborto en EEUU y después en cascada en gran cantidad de países, el célebre Roe vs. Wade (sentencia de 1973), se construyó sobre la mentira de una falsa violación.

 

3.- Se cambian los términos para pervertir la ciencia y el derecho. Así se utiliza “pre-embrión” en un intento de justificar determinadas manipulaciones sobre el embrión humano o el concepto “derecho”, que en vez de considerarse como el medio seguro y cierto que permite regular las relaciones humanas, pasa a ser “derecho individual” para imponer los deseos de unos (los fuertes y poderosos) frente a los derechos de otros (los débiles e indefensos).

 

¿Qué pinta la religión en todo esto?

1.- El principal error que cometen los abortistas es pensar que los defensores de la vida lo hacemos por motivos religiosos. No, falso de rotundidad. Mentira que justifica la muerte de inocentes. Lo hacemos porque es cuestión de justicia humana, de verdad científico-técnica y de pedagogía del ser humano.

 

2.- “Los cristianos, cuando hablamos de la defensa de la vida, afirma Vicente Morro en su comunicación, no lo hacemos exclusivamente del aborto, sino que nos ocupamos también de la eutanasia, la eugenesia, el terrorismo, la pena de muerte, las guerras, las torturas y violencias, la manipulación e ingeniería genéticas, la pobreza y el hambre.” Esto se llama simple y llanamente coherencia, y la coherencia es la puerta que conduce a la búsqueda sincera y abierta de la verdad, de toda la verdad y de toda la persona humana.

 

¿Sólo los católicos? No

1.- Tabaré Vázquez, expresidente de Uruguay y médico de profesión: «Hay consenso en que el aborto es un mal social que hay que evitar… La legislación no puede desconocer la realidad de la existencia de vida humana en su etapa de gestación, tal como de manera evidente lo revela la ciencia… hay que rodear a la mujer desamparada de la indispensable protección solidaria, en vez de facilitarles el aborto.»

 

2.- Norberto Bobbio, filósofo socialista italiano: «Me sorprende que los laicos dejen a los creyentes el privilegio y el honor de afirmar que no se debe matar… Ante todo, el derecho fundamental del concebido, el derecho a nacer, sobre el cual, creo yo, no se puede transigir. Es el mismo derecho en cuyo nombre soy contrario a la pena de muerte.»

 

3.- Mahatma Gandhi, líder pacifista: «Me parece tan claro como el día que el aborto es un crimen.»

 

4.- Giuliano Ferrara, director del diario italiano Il Foglio, ex-presidente del partido comunista italiano y promotor de una iniciativa para proponer a Naciones Unidas una moratoria en la aplicación del aborto, al proclamar que «la batalla contra el aborto y la eugenesia, contra el gesto más antifemenino que uno pueda imaginar y contra el programa de mejora de la raza, es la frontera decisiva de nuestro siglo.»

 

La reflexión educativa sobre el embrión humano

En palabras de José Antonio Marina “el maestro es el profesional de la esperanza, el incansable, humilde y magnífico cuidador del futuro.” [2] De  este principio pedagógico se desprende que, en la cultura escolar de nuestros centros de enseñanza, tanto públicos como privados, se pueda y se deba hablar, con verdad científica, filosófica, técnica y social, de la realidad del embrión humano que es la imagen palpable de la esperanza de nuestro futuro como sociedad humana.

 

 

Notas

[1] Morro, V. (2013). La defensa de la vida, tarea educativa desde la fe y la razón. Comunicación presentada al VI Congreso Internacional de Educación Católica para el siglo XXI. http://www.ideasclaras.org/?p=9805#lade

 

[2] Marina, J.A. (2008) Homenaje al Maestro. Fundación Ayuda contra la Drogadicción. Madrid. Pág. 6

 

[3] Fotografía de http://www.sxc.hu

Comentarios

Vicente 01/05/2013 18:14 #1
Como siempre, muy interesante y muy argumentado post. No parece muy razonable excluir del ámbito escolar la reflexión sobre la defensa de la vida humana cuando en nuestras escuelas se tratan todo tipo de temas sin ningún reparo, y a veces de forma inadecuada: educación afectivo-sexual, día de la paz, del libro, del árbol, consumo "responsable", cuidado de las plantas, normas de tráfico... ¿No hay un lugar para los más débiles e indefensos? ¿No hay espacio para las madres con dificultades que se ven forzadas muchas veces a abortar? Demasiado prejuicio todavía, en unos, y demasiada cobardía, en otros.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: