Rodriguez original original

Perspectiva de familia

José Javier Rodríguez
Blog de José Javier Rodríguez Santos

Gallardón, Valenciano y la Maternidad

 

¡Qué grandes son los amigos! Cuando uno ya no puede dar más de sí, ellos sin necesidad de pedírselo, se prestan a cumplir mis compromisos. La intervención de la semana pasada del Ministro Ruíz-Gallardón el Congreso de los Diputados en favor de la maternidad en ha suscitado un profundo debate en las redes sociales.

Ellos, como activos y responsables ciudadanos, enviaron diversas cartas al director a varios medios de comunicación y que, por su calidad y actualidad, les han publicado. Además, ni qué decir tiene que son unos auténticos maestros de lenguaje y del uso de la imaginación. Yo las recibí como CCO, así que, hoy COPIO Y PEGO.

GRACIAS, SEÑOR GALLARDÓN, Vicente Morro López. (Valencia)

Sr. Director:

El miércoles 7 de marzo de 2012 pasará a la Historia: las paredes del viejo edificio dela Carrera de San Jerónimo temblaron. No temblaron bajo las balas, como en el 23-F. No temblaron por los abucheos y pataletas de ‘Sus Señorías’. No temblaron de vergüenza al ver el hemiciclo semivacío y a un busto parlante hablando casi para si mismo. Temblaron de emoción, de pura y humana emoción.

Casi por primera vez en los últimos años, escucharon hablar bien de la vida humana en gestación. Oyeron hablar del derecho a la maternidad -¡nada menos!-, en lugar de un supuesto derecho al aborto. Escucharon hablar de la necesidad de ayudar a las mujeres embarazadas en dificultades a llevar su embarazo adelante, con el compromiso y apoyo de toda la sociedad, y no de abandonarla para que no tenga otra dramática opción que abortar. Oyeron hablar de los derechos del nasciturus y no del falso derecho de su madre –pues ya lo es una mujer cuando está embarazada- a eliminarlo. Escucharon defender la vida en lugar de apostar por la muerte, y de paso por un suculento y sangriento negocio.

Gracias, Señor Gallardón, por llevar un poco de humanidad a ese lugar que tuvo que soportar hace ahora poco más de dos años una escena terrible y degradante: ministras abrazándose y felicitándose, aplaudidas por sus compañeros de partido, al haber aprobado la ley más injusta e inhumana de nuestra historia: la que reconocía de iure, pues de facto ya lo estaba por la pasividad de toda la sociedad, el aborto libre. ¡Más parecían hooligans felicitándose por el triunfo de su equipo que representantes del pueblo procurando trabajar por el bien común!

Gracias, Señor Ministro. Lo dicho hoy por usted es un primer “pequeño paso” en la carrera hacia la modificación de la actual legislación, pero un “gran paso para la Humanidad”, para construir una sociedad más justa, que defienda la vida humana, especialmente la de los seres más débiles e indefensos. Contarán en esta tarea, usted y su partido, con el apoyo de los millones de ciudadanos que en multitud de ocasiones, especialmente el 17 de octubre de 2009, hemos salido a las calles de toda España a defender la vida humana, toda la vida y la vida de todos.

Mientras tanto, muchos seguiremos trabajando para conseguir acabar de manera cívica, pacífica y democrática, con la lacra oprobiosa del aborto.

MADRE SUPERIORA DE LOS “POGRES” Fernando de Pablo (Burgos)

Sr. Director:

Dice la Señora Valenciano, en referencia a la Ley de apoyo a la maternidad que propone el Gobierno, que las mujeres "no necesitan padres espirituales ni salvadores..."En Castilla y León desde 2008 tenemos una ley de ese tipo de la que ya se han beneficiado miles de mujeres, y la solicitamos los propios ciudadanos, a millares, con nuestra firma.

No sé quién ha nombrado a la Señora Valenciano la Madre Superiora del convento, pero si de ella dependiera, está claro que las mujeres embarazadas en dificultades sólo tendrían la alternativa del aborto, de lo que sólo se beneficiarían los que cobran por practicárselo... ¡Qué falta de vergüenza! Atentamente,

DERECHO A LA MATERNIDAD Victoria Blasco López (Sevilla)

Sr. Director:

La Constitución española recoge en el párrafo segundo de su artículo 39 la obligación de los poderes públicos de asegurar la protección integral de las madres por lo que la falta de apoyo a las mujeres embarazadas en dificultades o ante un embarazo imprevisto constituye un atentado a la igualdad y a la libertad de la mujer.

El nuevo gobierno contemplaba en su programa el compromiso de aprobar una ley de protección a la maternidad que está dando sus primeros pasos y seria deseable que esta red de apoyo a la mujer embarazada se extendiera por toda España y que estuviera dotada del suficiente apoyo económico para que cumpliera con sus propósitos asistenciales.

El anterior gobierno, apoyado por los grupos feministas radicales, y legislando en base a los “derechos reproductivos” de la mujer, ha agravado el problema porque se han creído jueces y árbitros de la vida de muchas mujeres, robándoles su derecho a decidir en libertad y sin presiones e imponiéndoles ideas que contradicen su naturaleza femenina, hasta el punto de  provocar que a las mujeres se les deje cada vez más solas con su responsabilidad y su conciencia y que acaben asimilando un embarazo indeseado con un hijo indeseable.

El señor Gallardón ha sacado de nuevo a la palestra el derecho a la maternidad, ponderando que la ayuda efectiva para la mujer es compartir sus dificultades, es no dejarlas solas y es cargar en las espaldas de todos un poco de su peso y no matarles el hijo. Enhorabuena por esta nueva esperanza.

LAS PALABRAS DE GALLARDÓN Para finalizar las palabras del Ministro de Justicia, Alberto Ruíz-Gallardón.

¡Hasta la semana que viene!

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: