Rodriguez original original

Perspectiva de familia

José Javier Rodríguez
Blog de José Javier Rodríguez Santos

¿Familia sin matrimonio? El futuro social de la familia

El 15 de mayo es el Día Internacional de la Familia. En diversas partes del mundo, también en nuestra ciudad, se celebran diversos actos para recordar la importancia de la familia y su contribución al bien social. Todos somos conscientes de que nuestro futuro se cimienta en los vínculos familiares fuertes y estables.
Familia. A muchos políticos se les llena la boca cuando utilizan este término para evitar moverse fuera de lo políticamente correcto. Pero, Âżse puede hablar de familia sin hacer referencia a la unión conyugal de un varón y una mujer? Es más, Âżcuál es la condición de posibilidad para la existencia de un hijo? La familia, no cabe duda, tiene su origen en el prerrequisito natural y biológico del ser humano sexuado, varón y mujer. En cambio, las leyes han obviado esta verdad biológica y ontológica y, en la última legislatura, se ha legislado en contra de la familia al reconocer como matrimonio relaciones o uniones que no son tales.

Es cierto que desde una concepción positivista del derecho, la familia y el matrimonio han de ser regulados y estar sujetos al albedrío de las mayorías parlamentarias. De esta manera, la institución de la familia, que es anterior al derecho, está siendo dinamitada como la base y el cimiento de toda la sociedad. La intervención del Estado €œdemocrático€ en la educación ha devaluado nuestro sistema educativo. El ansia de control de la universidad ha traído como consecuencia el desprestigio de nuestros títulos superiores en el extranjero. La regulación de todos los detalles de convivencia cívica y social tiene como fin, no el bien de los ciudadanos, sino una intención de control y codificación de la conducta humana.

Ahora, después de devaluar el matrimonio, algunos de nuestros gobernantes, unos por la vía de la regulación y otros por la escasa implicación, se han propuesto maquinar para eliminar el peso social de la familia y dejarla como algo etéreo y difuso, donde bajo el paraguas de familia cabe todo tipo de relación. De ahí se sigue que el Estado, como responsable subsidiario de la educación de las nuevas generaciones, asumirá el adoctrinamiento €œdemocrático€ de los hijos a través de una escuela pública, plural e igualitaria. La familia no les importa a nuestros gobernantes; más bien, sí les preocupa, para controlarla como arma política para perpetuarse en el poder. Desde este enfoque, los padres y la familia ya no serán los trasmisores de los valores, lo será el Estado.

Familia y matrimonio
Algo bueno tiene el matrimonio y la familia para que aquellos que siempre estuvieron en contra de este contrato y vínculo, ahora aboguen por pertenecer al él. Pero, a pesar de sus esfuerzos, no todas las formas de convivencia podrán considerarse familia o matrimonio.

No obstante, la familia, por mucho que algunos se empeñen en desdeñarlo, es y será signo de esperanza. Cada hijo aporta una nueva primavera a esta sociedad tan necesitada de nueva sabia. Es por ello que sólo esos matrimonios estables, comprometidos y con proyecto de vida, podrán ser la imagen real y verdadera de lo que es la familia. La familia sólo tiene futuro si nace del don recíproco, en diversidad y complementariedad, de una mujer que acoge y de un varón que se entrega. La familia, pues, hunde sus raíces en lo más profundo de cada ser humano porque todos tenemos conciencia de nuestra condición primera y necesaria de sabernos hijos de un padre y una madre. A su vez, el matrimonio, el padre y la madre, proporciona al hijo la estabilidad y la seguridad que necesita para crecer.

En el Día Internacional de la Familia reivindico la labor social de tantos matrimonios que con su entrega y donación mutua llenan este mundo de esperanza. Reconozco el testimonio de tantos matrimonios que se han dejado la piel para dar a sus hijos y a sus nietos un mundo en libertad. Felicito a todos los matrimonios estables, comprometidos y duraderos que festejan, año tras año y con mayor felicidad, su aniversario de boda.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: