Rodriguez original original

Perspectiva de familia

José Javier Rodríguez
Blog de José Javier Rodríguez Santos

El sexo de Paula

Ninos detail

La semana pasada recibí a través del correo electrónico una noticia sorprendente. Un grupo de valientes se ha atrevido, desde un planteamiento científico, profesional y médico, a desafiar el pensamiento de género reinante en la globalización de la ideología única.

Sí, se trata de la presidenta del Colegio Americano de Pediatras, de su vicepresidente y de un distinguido profesor de psiquiatría de la Universidad John Hopkins de Baltimore, Maryland. Tuvieron la osadía de firmar un documento en el que se “urge a los educadores y legisladores a rechazar todas las políticas que condicionen a los niños para aceptar como normal una vida de suplantación química o quirúrgica de su sexo por el sexo opuesto. Son los hechos, y no la ideología, quienes determinan la realidad.”

 

Esbozan ocho puntos muy claros y precisos, amparados en el aval de la evidencia científica, la verdad extraída de la experiencia. Resumo sus conclusiones. La sexualidad humana es un rasgo biológico objetivo binario, XY y XX son marcadores genéticos saludables, no los marcadores genéticos de un trastorno. Nadie nace con un género, todos nacemos con un sexo biológico. La creencia de una persona, de que él o ella es algo que no es, constituye un signo de pensamiento confuso. Los bloqueadores hormonales durante la pubertad pueden ser peligrosos y se asocian con riesgos para la salud. Hasta un 98% de niños con género confuso y hasta un 88% de niñas con género confuso aceptan finalmente su sexo biológico tras pasar la pubertad de forma natural.

 

Es más, las tasas de suicidio son veinte veces mayores entre los adultos que utilizan hormonas cruzadas y sufren cirugía de reasignación de sexo. Condicionar a los niños a creer que es normal estar toda la vida sustituyendo química y quirúrgicamente su propio sexo por el opuesto constituye un abuso infantil.

 

Hasta aquí lo expuesto por el colegio de pediatras. Pues bien, los responsables de igualdad y de educación del sindicato UGT de Castilla y León parece que no se enteran. Consideran que su condicionamiento cultural de desconstrucción social puede incluso llegar a justificar dar publicidad gratuita a un libro en el que se ve la transexualidad como ”material educativo para derribar los muros de la discriminación”, según recoge Fonsi Bonafonte en el Boletín de Igualdad del mes de marzo, nº 96 de FSP-UGT.

 

La escritora Concepción Rodriguez Gasch, maestra de título, no lo sé si de profesión, tiene que estar muy agradecida por la campaña gratuita que le está haciendo esta sección sindical a su libro Llámame Paula, publicado por Bellaterra, y que ya ha editado otros del mismo “género” (aquí si cuadra la palabra).

 

Yo me pregunto qué es lo que ha de inspirar a un maestro y a un educador…. ¿la búsqueda de la verdad científica y contrastada o la ideología infundada? ¿la evidencia antropológica de lo que es el ser humano o el deseo de destruir la naturaleza humana? Sí, ya nos han lavado el cerebro de mil formas con la manida falacia de Simone de Beauvoir, “la mujer no nace, se hace”; sin embargo, como nos dicen los pediatras americanos, la realidad, aunque no lo queramos, termina por imponerse. Lo único que no perdona es la propia naturaleza.

 

Queridas familias, si tenéis un hijo con alguno de los síntomas que se describen en el documento de Colegio Americano de Pediatras, hay muchos pediatras y personal cualificado que os pueden ayudar, recurrid a ellos. Ya se constatan muchos casos truncados y marchitos. Además, estoy seguro que la sociedad civil cada día está más preparada para apoyaros y acogeros. finalmente, debemos todos exigir a la Administración Pública que vele para que ningún niño sufra en el ámbito educativo planteamientos ideológicos contrarios a la evidencia científica.

 

(Imagen de www.pixabay.com)

Comentarios

GIGIA6 02/04/2016 17:27 #5
¿Que pinta un sindicato de trabajadores promocionando un libro que carece de rigor científico alguno, como demuestra los Pediatras Americanos?. Estamos viviendo una situación de intromisión en el derecho de los padres a educar a sus hijos absolutamente intolerable, facilitado y patrocinado por gobiernos autonómicos carentes del mas mínimo sentido común, al legislar en contra de la ciencia.
Vicente Morro 31/03/2016 16:58 #4
Este es un excelente post, como siempre, y muy, muy valiente. Ya es triste que haya que calificar de valiente la defensa de puntos de vista racionales basados en la mera evidencia y en los datos de la ciencia. El informe del Colegio Americano de Pediatras es, además de una prueba científica más -no la única, ni mucho menos- de lo irracional de la IDEOLOGÍA DE GÉNERO, una suerte de justicia histórico-poética. Uno de sus autores es profesor de la Universidad John Hopkins, de Baltimore. Precisamente allí empezó la cuestión de la ideología de género y de su pseudo-justificación científica: el trágico e inhumano experimento del Dr. Money con los gemelos Brian y Bruce-BRENDA-David Reimer, un cúmulo de despropósitos, falto de la mínima seriedad y rigor científicos y ajeno a la naturaleza del ser humano y a su esencia antropológica. Esperemos que la fundamentación científica del informe del Colegio de Pediatras ayude a desmontar las falsedades que partieron de aquella universidad, publicitadas y expandidas luego por una gran maquinaria ideológica. Sería un hermoso servicio a la humanidad. Menos mal que se van alzando voces que desde todos los ámbitos -jurídico, científico, antropológico, ético (defensa de la libertad y derechos de las familias), y hasta religioso o teológico- contribuyen a desenmascarar las falsedades de la ideología de género, dictadura del pensamiento único políticamente correcto, que pretende convertirse en un nuevo Big Brother que todo lo controle y diga lo que está bien y lo que está mal, lo que se puede pensar y lo que no, y que acabe denunciando a la “policía de género” a los heterodoxos -a los que no creemos en esa nueva religión laica impuesta por una progresía bienpensante (que piensa y cree a pies juntillas lo que le dicen que debe pensar)-. Será un honor compartir con el autor de este post, que tanto ha escrito y trabajado para denunciar estas situaciones, y con puñado más de ciudadanos conscientes y críticos, la condición de réprobo en el nuevo paraíso de género.
Esteban 30/03/2016 16:17 #3
Vaya, por fin alguien lo dice con claridad: ¡Dejad en paz a nuestros hijos! Debe ser que como ellos no tienen a los suyos para poder adoctrinarlos necesitan de los hijos de los demás para introducir sus doctrinas trasnochadas de ricos aburridos. Ningún sindicato tiene que decirme cómo educar a mis hijos. Basta con que no roben, con eso me conformo.
María CG 30/03/2016 11:34 #2
Más allá de las consecuencias negativas de fomentar en el menor el desorden, me parece increíble la agresividad del colectivo LGTBI contra todo aquel que no opine como ellos y sobre todo que se atreve a expresar su opinión en voz alta. Una verdadera dictadura de corte stalinista.
José Luis 30/03/2016 11:21 #1
Me resulta increíble que se juegue con la vida y el futuro de un menor de edad por motivos puramente ideológicos y escasamente científicos. Tan solo queda que sea delito, opinar en contra de estas cosas, cuestión que está a punto de suceder.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: