Rodriguez original original

Perspectiva de familia

José Javier Rodríguez
Blog de José Javier Rodríguez Santos

¿Educar la creatividad?

Creatividad detail

Una de las mejores frases que más me ha impactado sobre la realidad educativa actual, que da en el centro de la diana sobre el problema educativo, es aquella que dice que “el mejor alumno, es el mejor repetidor… de lo que dice el profesor”. No recuerdo quién la afirmó, ni en qué lugar la escuché… pero, es una imagen plástica del acontecer diario de la mayoría de nuestras aulas. 

En cambio, los debates y la investigación en educación versan, en la mayoría de los casos, sobre creatividad, innovación, experimentación, sentido crítico, razones razonadas y bien expresadas… Es todo lo contrario a repetir de memoria lo que el profesor ha dictado en la clase.

 

Hace un año, FAROS Sant Joan de Déu, la plataforma digital de promoción de la salud y el bienestar infantil del Hospital Sant Joan de Déu (HSJD) de Barcelona, publicó en uno de sus cuadernos un monográfico sobre la creatividad –que invito a leer, porque, además de su investigación académica, por otra parte muy asequible al lector– en el se recogen multitud de consejos prácticos para padres y maestros. Hago un breve resumen de los contenidos.

 

La creatividad, dicen los autores, es una cualidad filogenética del ser humano, porque está presente en todos nosotros, pero al mismo tiempo está condicionada por dos elementos clave en el desarrollo del niño: el medio y los vínculos afectivos y relacionales que tiene con sus semejantes. El concepto de creatividad se relaciona con el pensamiento original, con la imaginación constructiva y con el pensamiento divergente. Supone siempre nuevas asociaciones de ideas, que generan soluciones originales en tanto que innovadoras. En palabras del profesor José Antonio Marina «crear es producir intencionadamente sorpresas eficientes».

 

Desde la neurociencia se ha descubierto que la actividad creativa está asociada al número de nuevas sinapsis que son las que sirven de base y posibilitan estas nuevas conexiones neuronales.

 

¿Se puede bloquear la creatividad?

 

Los autores de la investigación han descubierto que hay aspectos que pueden ser interferencias de la creatividad, entre ellos:

·         Cognitivos: miedo a hacer el ridículo o a equivocarnos o la autocrítica personal negativa.

·         Perceptivos: una visión sesgada del entorno en el que interactuamos.

·         Culturales: la sociedad muchas veces limita nuestro potencial creativo al no valorar la generación de nuevas ideas.

·         Ambientales: cuando el entorno más próximo penaliza el pensamiento divergente.

·         Intelectuales: en muchas ocasiones la acción educativa no tiene en cuenta la inteligencia emocional que es la base de cualquier acto creativo y paso previo a la asimilación de un concepto.

 

Algunas propuestas para llevar a cabo en el aula:

 

·         Poner el aprendizaje en contextos reales utilizando situaciones de la vida real siempre que sea posible.

·         Establecer enlaces y conexiones entre distintas áreas y materias.

·         Usar diversos métodos de enseñanza, incluyendo algunos que incluyan trabajar como facilitador.

·         Emplear el tiempo flexiblemente durante el día para que los niños sean menos conscientes de lecciones concretas.

·         Esperar que los niños trabajen en una variedad de diferentes agrupaciones y con distintos resultados.

·         Ser flexible en los enfoques, escuchar las ideas de los niños y tener la voluntad de hacerles caso cuando sea apropiado.

·         Emplear múltiples enfoques para evaluar a distintos niveles.

 

Algunas sugerencias para el hogar:

 

·         Establecer una zona de la creatividad.

·         Animar los hijos a inventar sus propias historias.

·         Conocer sus talentos y reforzarlos.

·         Aumentar la motivación.

·         Exposición a la música y al dibujo desde una edad temprana.

·         Que la prueba y el error sean la pauta.

·         Reforzar más lo positivo; y silenciar lo negativo.

·         Ver las cosas desde otros puntos de vista.

·         Contemplar cuadros y escuchar música con los hijos.

·         Cambiar su diálogo interior: en lugar de «Yo no sé dibujar», decir «¡inténtalo!».

·         “Volver a ser un niño”.

·         Técnica del modelado: poner ejemplos de personas creativas que han logrado sus metas.

·         Buscar siempre cosas nuevas.

·         Dar un respiro.

·         Sentirse orgulloso de las cosas que ha creado.

·         ¡Jugar!

 

En resumen, si los padres queremos educar hijos creativos debemos involucrarnos en el proceso y hacer de la creatividad una parte normal y enriquecedora de su vida diaria. (Fundación Botín, 2012).

 

Notas:

 

Marina, J.A. (Coord.) (2014) Creatividad en la educación, educación de la creatividad. Claves para hacer de la creatividad un hábito. Barcelona: Hospital Sant Joan de Déu (Ed). Se puede descargar en http://faros.hsjdbcn.org/sites/default/files/8o-cuaderno-faros-creatividad.pdf

 

 

 

 

 

Comentarios

Vicente 07/10/2015 08:50 #1
Como siempre, fantástico post, José Javier. En el desierto en que malas políticas educativas han convertido nuestro sistema, propuestas como la que recoges suponen un oasis. Tenemos que trabajar para que estos oasis no sean la excepción sino la norma. Muchas cosas tenemos que cambiar en educación, también los métodos. Gracias por señalar caminos de futuro.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: