Silueta javier hernandez original

Pases de pecho

Javier Hernández

De reinas...

Es difícil abstraerse, pasar de ello, en cualquier rotativo, o la visita en un portal te lo recuerda… Me refiero cuando dos Reinonas se enfrentan, se retan, se desafían. Una de las ellas; Jorge Javier Vázquez -le cortas una pierna y parece un revólver-   sin duda la “Queen de las Maris”. La otra: “La Gemio”.

 

 

Este comunicador presume de aliento cultural -no voy a ser yo quien se lo discuta- ante un público que le puede contar lo que quiera, porque no tienen otra intención que disfrutar de las alegrías y sobre todo de las penas, de sus personajes de tragedia televisiva.

 

La semana pasada, este sujeto -cargado de soberbia y egocentrismo, característico de ellos…-, me dejó petrificado cuando el otro día retaba al que pudiera ser futurible presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y le proponía que seguiría siendo fiel a su partido si abolía no solo el Toro de Vega -yo también estoy en contra- sino también las corridas de toros.

 

Sr. Sánchez… Qué criterio tiene usted cuando de la manga y por “calentón” le da la razón a una majorette catódica sabiendo que, dentro de su partido, tiene un sector importante de simpatizantes de la fiesta e incluso de la cavernícola tradición de Tordesillas…

 

A lo que nos ocupa; llega este -el del revólver- que casi no es chulo y se enfrenta a una decadente Reina: Isabel Gemio. Como dicen en mi pueblo: “el hambre con las ganas de comer…”.¿El motivo?. Pues que la charnega comentó que el premio que le iban a dar como que no se lo merecía…

 

Para ir acabando. Que no soporto a estos personajes que lo saben todo, que sube el pan cuando hablan pretendiendo con su trabajo hacer la vida más feliz a nuestras Maris -no olvidemos que eso hizo el ser más maquiavélico que ha habido delante de una alcachofa: Encarna Sánchez- y convencidos de que lo suyo si va a misa.

 

Por cierto: he visto caer el muro de Berlín y torres más altas –las gemelas por ejemplo-, y morir tres Papas, y esta semana dando un paseo por la feria de los caballitos –nunca había subido (la última vez fui cuando el Real de la Feria estaba en La Rubia), me encontré de frente al 'Mesón Baturro' y su attrezzo y dije: ¡no puede ser¡ los mismos, y sin botox…

 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: