Mariaamor silueta original

Palabras para mis inquietudes

María Amor Rodríguez Blázquez

HISTORIAS DE AMOR

Toda persona tiende a buscar a su media naranja desde la adolescencia, y la mayoría de las personas mantienen varias relaciones antes de encontrar su pareja definitiva.


La experiencia en estas relaciones hace que las personas tengan más habilidades a la hora de comenzar una historia de amor.


Toda relación pasa por diferentes etapas, la primera y la que más nos gusta es la fase de enamoramiento, donde estamos conociendo a la persona, donde todas sus imperfecciones son especiales, donde sentimos las mariposas en el estómago cada vez que nos besan y no tenemos otra cosa en la cabeza, mirando el móvil continuamente, el correo electrónico, etc… y cada vez que suena el teléfono nos pega un bote el corazón pensando que será nuestro enamorado o enamorada.


Esta primera fase, dura aproximadamente un año, a partir de este año la relación de pareja comienza otra etapa importante, conocer de verdad a la otra persona y ser realista de las imperfecciones, tanto de la otra persona como de la propia pareja en sí, desde ese conocimiento decidimos aceptar y seguir con nuestra relación o por el contrario no  continuar con la misma.


Por eso las primeras  crisis  suelen ser a partir del año y medio o dos años, yo la llamo, “La crisis de los dos año” porque uno acepta los cambios, las imperfecciones del otro, pero a veces es imposible aceptarlo sin más.


Una vez superada la crisis de los dos años, también comienza la experiencia de ir conociendo a la familia política y poder hablar con la pareja de lo que nos gusta y no nos gusta de su familia, Uf!!!! hay parejas que este tema es tabú, saben perfectamente que es mejor no hablar de la familia, porque siempre acaba en discusión.


Cuando alguien pasa de los dos años y ya tiene una edad prudencial y se plantea irse a vivir con su pareja, comienza otra fase importante y difícil, poner en común toda nuestra vida, todos nuestros secretos, todos nuestros trucos, y nuestra ropa sucia!!! Aunque parezca una tontería, es verdad que muchas personas llegan a pasarlo mal cuando se dan cuenta de lo que conlleva vivir con alguien. La convivencia parece fácil, pero las manías de uno y otro pueden ser un machaque mental entre ellos. Pienso que cuando la pareja está dispuesta a hablar del asunto y son capaces de decirse qué cosas les gustaría que mejorasen, y el otro lo acepta, lo asume y lo pone en práctica, es cuando realmente ya se comienza un trabajo en conjunto de convivencia.


Y poco a poco se va viviendo y poco a poco se va llegando a otras etapas, que iremos viendo en otros post,  lo más curioso, es que las personas tendemos a buscar nuestra historia de amor, nuestra pareja, nuestra media naranja y cuando esto no llega o se rompen nuestras ilusiones, puede ser muy doloroso para nosotros, pero siempre, siempre, siempre, llega otra historia de amor.


Si necesitas ayuda www.gabinetetrabajosocialavila.es

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: