Silueta raquel original

OCIOZINE

Raquel W.Polo
El blog sobre novedades, música, cine y series, de Raquel W.Polo

La serie de la que todo el mundo habla

¿Sientes nostalgia de los ochenta? ¿Te gustaron películas tan icónicas de la época como Los Goonies, ET y Poltergeist? Pues entonces no puedes perderte la serie que es trending topic en todas las redes sociales, de la que todo el mundo habla. Y no solo simples mortales como tú y como yo, sino muchos actores, escritores y directores, que han sucumbido al pequeño universo de Stranger Things.

 

La serie está (perfectamente) ambientada en los años ochenta con la ropa, la música y la vida que vivíamos los que éramos adolescentes en esa década. Cuando para quedar con tus amigos podías elegir entre llamar al teléfono de su casa o al timbre. (Bueno, también quedaba la opción de los walkie-talkies, pero raras veces funcionaban). Cuando los mensajes se enviaban con sobre y sello, o de mano en mano (sin que te pillara el profesor). Cuando fumar en el trabajo era algo normal.

 

 

En este ambiente viven los protagonistas de nuestra historia. Una pandilla de niños (muy al estilo Los Goonies), aficionados a Dragones y Mazmorras, Star Wars y los X-Men (que por aquel entonces aún era sólo un cómic), va a sufrir una traumática experiencia cuando uno de sus miembros desaparece en una situación que recuerda (no quiero desvelar demasiado) a la de Carol-Anne (la niña de Poltergeist). Al mismo tiempo, casi de la nada, llega a sus vidas una niña, que es casi tan extraña y poderosa como ET (pero mucho más mona), y que va a sufrir una persecución muy similar.

 

Pero las referencias al cine de la época no acaban. Mi escena-homenaje favorita es en la que los chicos están investigando y caminan por las vías del tren. Parece que de un momento a otro vaya a aparecer (mi llorado) River Phoenix, con la música de Ben E. King de fondo.*

 

 

Stranger Things está protagonizada por Winona Ryder en el papel que más me ha gustado de su carrera. Nunca he sido una gran fan de la actriz, pero, en este de madre desesperada y desquiciada, me ha ganado. Está acompañada de David Harbour, un habitual de la pequeña pantalla, una colección de actores jovencísimos, que han sorprendido a muchos y un malo casi tan ochentero como todo lo demás: Matthew Modine. ¿Os acordáis de Louden Swain (que no tiene nada que ver con el grupo musical en el que canta Dios, quiero decir, Rob Benedict**)? Louden Swain era el joven protagonista de la película Loco por ti, cuya banda sonora incluía mi (pastelosa) canción favorita de el icono de los ochenta (y las décadas posteriores) Madonna, Crazy for you.

 

Pues, aunque no os lo creáis esta serie que ha sido una revelación para casi todos (incluido el mítico Stephen King), pasó hasta por quince canales, y nadie creyó en ella. Solo Netflix, que tiene esa maravillosa costumbre de colgar sus series completas, para que puedas verlas del tirón. Como yo misma hice el sábado pasado. (Y todo gracias a que mi marido vio un trailer en Facebook).

 

 

Con lo complicado que está siendo para mi este verano y lo que me está costando encontrar tiempo para ver todas las series que me había prometido, (y aún así me las estoy apañando para ver, además de ésta, Mr. Robot, The Walking Dead, de ponerme al día con The Last Ship, con la espectacular segunda temporada de Daredevil, con Turn, iZombie, y para ver desde el principio Perdidos) el maratón de esta pequeña y recomendable serie de sólo ocho episodios y con una banda sonora increíble, ha sido uno de los momentos favoritos en lo que va de mi (infernal) verano. No os la perdáis.

 


*La película de referencia es Stand by me (1986).
**Rob Benedict interpreta a Dios en la serie Sobrenatural
 
 

 

 

 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: