Susana perez original

Ocio y negocio

Susana Pérez

El Estanco de la Sal

Está justo a un minuto de la Plaza Mayor; te invito a que le dediques un par de minutos a la entrada, una fachada que llama la atención por sus medallones (busca a Cleopatra y a Marco Antonio), por tres ventanas, justo encima una galería con escudos y por sus arcos, en los que a través de unas rejas preciosas puedes ver el patio del que os voy a hablar hoy: El Patio del Palacio de La Salina.

El Palacio de la Salina fue hecho construir por Rodrigo de Messía en el año 1538 y es una construcción en estilo plateresco con algunos retazos de origen italiano.

El nombre del Palacio de la Salina parece ser que se llama así porque en el siglo XIX era el Estanco de la Sal. En ese mismo siglo la Diputación de Salamanca compró la propiedad por el precio de 65.000 pesetas de la época.

Cruzo la verja, subo unos escalones de piedra y me paro a ver el patio. Lo primero que me llama la atención es que es totalmente irregular, nada que ver con muchos de los patios de Salamanca. Justo en frente hay dos pisos decorados con arcadas. A la izquierda una galería con cinco arcos decorados con medallones como los de la fachada (fíjate bien porque más de uno te va a sorprender€Ś).

Y a la derecha, la parte que más me gusta, una galería volada decorada con imágenes de figuras desnudas esculpidas unas encima de otras.

Me sitúo debajo de estas figuras inquietantes y parece que estoy en una película fantástica en la que estos cuerpos parecen que van a abrir los ojos en cualquier momento y que se van a caer encima de mí! Si a mí me impresiona, me imagino cómo le asustarían a los visitantes del Palacio del siglo XVI!


El Palacio de la Salina tiene leyenda (que es una de las cosas que más me gustan de nuestras tradiciones). Resulta que el Arzobispo Fonseca lo construyó para doña María de Ulloa, ya que la nobleza de la ciudad no quiso acogerla y mandó representar a los nobles, en la parte baja, en las ménsulas, desnudos y con monstruos pegados a sus espaldas!

Así que cuando entro en el patio pensando que voy a estar poco tiempo, resulta que hay tantos detalles esculpidos en la piedra, que me divierto un buen rato buscando figuras fantásticas, desnudos, me fijo las sus expresiones de sus caras, subo y bajo escalones para ver diferentes perspectivas. Se diría que quienes lo construyeron se lo pasaron genial y lo hicieron totalmente

Si vas a visitar el Palacio de la Salina, justo al subir la escalera en la primera puerta a la izquierda, hay una exposición de grabados antiguos sobre Salamanca. Merece la pena la exposición y también el espacio donde está situada que parece ser aun nadie ha descubierto a qué estaba destinado en su momento; unos dicen que era una bodega, otros caballerías€Ś casi me gusta más que no lo sepan, así me queda un hueco para la imaginación.

La entrada es gratuita, tanto al patio como a la exposición.


Aquí tienes más fotos del patio del Palacio de la Salina.

Hasta el domingo que viene!
congresos@turismodesalamanca.com
Facebook: Salamanca Cb
www.salamancaconventionbureau.com

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: