Cbarbero 80x111 original

Motivación

Concha Barbero de Dompablo

La automotivación necesita de la autoestima

 

Podría escribir sobre motivación miles de entradas y tú, que estás al otro lado de la pantalla, leerme atentamente para tratar de automotivarte, pero de nada serviría si tu nivel de autoestima está por los suelos y no haces nada por ti mismo para elevarla.

La autoestima es la percepción que tenemos de nuestro valor; el respeto que nos concedemos. Y ese valor probablemente haya sido tasado por otras personas que han formado parte de nuestra vida, por sus críticas o por sus elogios, a lo que se ha añadido lo adquirido por las experiencias que hemos tenido, por el ambiente en el que nos hemos movido€Ś Todo ello, ha ido forjando una personalidad con más o menos capacidad para superar retos o para reisistirse a ellos.

Autoestima

Pero hay una buena noticia, y es que el nivel de autoestima no es fijo. Puede modificarse; y otra mejor, que cualquier persona puede transformarlo por sí misma (siempre puede asesorarse también por profesionales, si lo cree conveniente). Y una forma eficaz de hacerlo es la autoobservación. Es decir, preguntarse, investigar en cómo pienso, cómo soy y qué quiero en la vida, hasta obtener las respuestas A veces, algunas de nuestras inseguridades se encuentran en un nivel inconsciente, que no alcanzamos a ver fácilmente y que hay que trabajar y traer al consciente mediante cuestiones de este tipo:

  • ÂżQué me hace sentir pequeño en esta situación?
  • ÂżPor qué no me creo capaz de hacer tal o cual cosa?
  • ÂżPor qué permito que me manejen?
  • ÂżCómo me ha marcado la educación que me han dado para que actúe con firmeza o con vulnerabilidad?
  • ÂżQué puedo hacer para cambiar estructuras mentales que me hacen repetir siempre los mismos errores?
  • ÂżPor qué no me atrevo a decir sí cuando quiero decir sí y no cuando quiero decir no?
  • ÂżQué sentimiento de culpa tengo dentro de mí para que no me respete nadie?
  • ÂżDe dónde procede la idea de que,  haga lo que haga, todo me va a salir mal?

Todas las respuestas a éstas y cuantas preguntas necesites hacerte están dentro de ti, y comenzarán a surgir en el mismo instante en que decidas planteártelas y dejes de quejarte o reclamar sobre lo que ocurre fuera y no se acomoda a tus deseos. Entonces, aparecerá la forma más adecuada de avanzar y te sentirás tremendamente orgulloso de haber emprendido el cambio.

Cuando pedimos responsabilidades de lo que nos falta fuera de nosotros, solemos equivocarnos. Cuando tomamos la responsabilidad de nuestra vida, solemos acertar.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: