Fernandoperezmadrazo copia original

Mirada de un lugareño

Fernando Pérez Madrazo
Blog de Fernando Pérez Madrazo

Semana de Pasión

Ayer Salamanca no pudo impregnarse de sobriedad, silencio e incienso. Los fenómenos atmosféricos jugaron una mala pasada a la cofradía decana de la pasión salmantina.

 

Esfuerzo, ilusión y mucha perseverancia son la clave para que todo el trabajo de trescientos sesenta y cinco días al año dé su fruto. Por ello no puedo menos que felicitar a la cofradía de la Vera Cruz.

 

Ha levantado críticas la decisión que fue tomada por la cofradía, y al respecto quiero señalar que es más importante conservar el valioso patrimonio artístico para que perdure muchos siglos más a que prime la idea caprichosa de desfilar con altas probabilidades de lluvia.

 

Estamos inmersos en plena Semana Santa y creo que sería una buena idea reflexionar acerca del sentido de la misma. Como ya comenté la semana pasada no podemos entender la Semana Santa sin dos factores, el religioso y el cultural, las tradiciones y costumbres.

 

Para muchos católicos se ha convertido sólo en una ocasión de descanso y diversión. Para otros pocos, significa devoción y regocijo, días para afianzar la fe en el Señor Jesucristo, recordar su ministerio, pasión y muerte, indistintamente de la religión que profesen por medio de la tradición.

 

En una encuesta realizada por La Verdad, un total de 20 personas respondieron a tres preguntas relacionadas con el significado de la Semana Santa para ellos. Un 70 por ciento aseguró que es un tiempo de adoración y profunda meditación y reflexión, el resto lo vio como un tiempo de descanso. 

 

El 100 por ciento de los entrevistados considera que el verdadero significado de la Semana Mayor se ha tergiversado. Aseguran que la gente prefiere viajar que ir a una iglesia y que se deben rescatar los valores religiosos. El 70 por ciento de los encuestados aprovecha la Semana Mayor para salir a las playas, pasear o compartir en familia fuera de sus casas. El 30 por ciento de los encuestados considera que la Semana Mayor es para compartir en familia, descansar en casa, ir a la iglesia y ayunar.

 

 

 

La pasada tarde del Domingo de Ramos hizo presencia por las hermosas calles y plazas del centro de nuestra ciudad el aire “innovador” del sur, lo que viene siendo una mala imitación de la Semana Santa sevillana. ¿Acaso ustedes irían a la Semana Santa “copia” de Sevilla o a Sevilla? Yo sin lugar a dudas a la ciudad originaria de dicha manifestación, como todo lo que se precie en esta vida hay que tener personalidad y sentido común, los cuales carecen mucho en nuestros tiempos modernos.

 

Salamanca es una ciudad de cultura, o debiera serlo y no puede permitirse que las influencias incluso bastante más que esto, dominen a nuestra capital charra con aires que para nada definen a esta tierra castellana.

 

En nuestra hermosa región el costal, forma tradicional de carga en Sevilla y en otras localidades de Andalucía, se ha ido extendiendo como una enorme pandemia. Ávila, Segovia, Palencia, Salamanca ya cuentan con costaleros a lo que si no se evita se sumará Valladolid con la cofradía del Discípulo Amado.

 

El fracaso y la falta de autenticidad son los resultados que podemos aguardar. Como dice el refranero castellano "Las únicas copias buenas son aquellas que nos permiten apreciar el ridículo de los originales."

 

Nuestra región necesita una escuela de imaginería, la cual pueda dar trabajo a los lugareños de Castilla y León y permita a la vez mantener unos rasgos propios, nuestros en la escultura que nos definan coherentemente.

 

Respecto a Salamanca creo que necesita un equipo de personas capacitadas, expertas en materia artística y estética de las procesiones, NO podemos dar a todo el visto bueno bajo el beneplácito del obispado. Por otra parte, en el ámbito religioso es necesario otro grupo de religiosos que examinen el verdadero fondo y sentido espiritual de la cofradía o hermandadAmbos veredictos deben de ser vinculantes. Me gustaría que estos días de Semana Santa todos reflexionemos acerca del sentido de la misma y de la coherencia de las manifestaciones públicas de fe que acontecen estos días en nuestra capital.

 

Os invito a que vayáis a ver la procesión universitaria que hoy, Martes Santo, a las 21:15 de la noche saldrá de la Iglesia de la Clerecía, si la lluvia da tregua. Es el emblema de la Semana Santa salmantina y por ende de la castellana. Austeridad, penitencia y silencio definen al desfile procesional de la  Hermandad Universitaria del Santísimo Cristo de la Luz y nuestra señora madre de la Sabiduría.

 

Tampoco os perdáis la procesión emotiva y sencilla del Santo Entierro de la Vera Cruz del Viernes Santo y ya entrando el Sábado Santo la procesión del Cristo de la liberación, el entierro charro. Finalmente y para celebrar la Pascua de la Resurrección es destacable la procesión del Encuentro de Jesús Resucitado con la Virgen de la Alegría.

Que tengáis una feliz Semana Santa y hasta el próximo martes.

Comentarios

Alejandra 16/04/2013 21:26 #1
Me centro en la idea que señalas de reflexionar sobre el significado de la Semana Santa. Poco a poco se va perdiendo el sentido de ella, como el de tantas fiestas religiosas. Me viene a la cabeza una noticia que hoy mismo he leído: Bélgica elimina los nombres cristianos de las vacaciones escolares. Y en cuanto a las procesiones, también siento una preocupación por querer exaltar aquellas de aire más andaluz y olvidarnos de las castellanas, a mi gusto más sobrias. Finalmente me da pena que, este año, las cuatro cofradías que componen el Santo Entierro no se hayan puesto de acuerdo, a pesar de que, en otras ocasiones, esta procesión no haya lucido por su organización.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: