Fernandoperezmadrazo copia original

Mirada de un lugareño

Fernando Pérez Madrazo
Blog de Fernando Pérez Madrazo

La riqueza de la naturaleza

Podemos decir que la capacidad de prevenir el futuro es lo que nos distingue a los seres humanos del resto de los animales.

 

 

 

 

La naturaleza nos devuelve el espejo para observarnos, para volver a reconocer nuestros rasgos sin que ello haga mella en la trama sofisticada del pensamiento.

 

Caminar una tarde de sol entre los árboles pisando caminos de tierra nos devuelve la sensación de pertenecer a un universo maravilloso y entero, es como si nada estuviera completo si no estuviéramos allí para sentirlo, y la naturaleza no estaría completa si no caminásemos con ella.

 

“La naturaleza puede vivir sin el ser humano, pero éste jamás sin la naturaleza”.  Hoy día, se ha tomado mayor conciencia de la implicación de la naturaleza con la vida humana, vemos que estas dos realidades se necesitan para subsistir.

 

Todavía nos queda mucho por descubrir en la naturaleza y por ejemplo no estamos ni siquiera cerca de conocer todas las propiedades de las plantas que nos rodean. Por ejemplo, en 1975 se descubrieron las propiedades del aceite de jojoba (Simmondsia chinensi) que lo han hecho un elemento tan popular hoy en día. Hay literalmente miles de especies de plantas que son utilizadas localmente por algunas comunidades y que todavía no han sido estudiadas detenidamente en términos científicos y farmacológicos.

 

Palencia acogerá el miércoles el acto de presentación en sociedad de la Fundación Montes Inteligentes, una entidad sin ánimo de lucro que nace con el objetivo de optimizar los recursos naturales de forma sostenible desde el punto de vista medioambiental, económico y social.

 

Nace de la implicación por optimizar los aprovechamientos de los recursos existentes, para entidades privadas desde el análisis y el diagnóstico de sus instalaciones y servicios, o como entidad colaboradora en los procedimientos de gestión de las administraciones públicas. El fin es conseguir la sostenibilidad medioambiental, social y económica de un recurso, una comarca o un territorio.

 

El domicilio social de la Fundación se localiza en la ciudad de Palencia y desarrollará principalmente sus actividades en el ámbito de Castilla y León, aunque también podrán realizarse en cualquier otro lugar del territorio nacional.

 

Castilla y León es uno de los espacios regionales más extensos de Europa Occidental, un territorio tan amplio como complejo y rico en ambientes naturales, paisajes y diversidad biológica. Esta tierra atesora un completo y variado espacio en el que los rasgos de su medio físico adquieren el carácter de una realidad diversa.

 

Las diferentes condiciones ecológicas de la Comunidad, con amplios y accidentados bordes montañosos, extensas llanuras (campiñas, páramos o penillanuras) e importantes sectores de transición entre las condiciones climáticas atlánticas y mediterráneas convierten el potencial natural de Castilla y León en una realidad que se presenta en extremo diferenciada y compleja, con una riqueza de flora y fauna casi interminable, un paraíso natural que invita a mirar la naturaleza desde otra perspectiva.

 

“Es fundamental la utilización y desarrollo de las nuevas tecnologías adaptadas a las necesidades de cada caso. La complementación de usos y actividades como el turismo activo, la recuperación de los bienes culturales y naturales, la caza, la micología o la madera y la gestión integral de estos aprovechamientos, supone una importante mejora de la rentabilidad natural y social”, apuntan desde la entidad.

 

Argumentar la conservación del medio ambiente desde una perspectiva centrada en las necesidades humanas (antropocentrista) puede ser útil en términos de convencer a otros, pero debe ir de la mano de argumentos que no son necesariamente económicos.

 

Hay al menos dos razones no-humanas por las cuales la naturaleza tiene valor al margen de cuánto nos sirva a nosotros:

 

-La Naturaleza debe ser conservada porque es la expresión presente de un proceso histórico continuado de inmensa antigüedad y majestad.

 

-La Naturaleza debe ser conservada porque la compartimos con otros seres sintientes que tienen sus propios intereses en disfrutar de ella.

 

¿Acaso hay mayor regalo que conservar y proteger este gran legado y patrimonio natural del que podemos disfrutar en esta región a las generaciones venideras? ¿Por qué no hacerlo y contribuir todos? Querer es poder.

 

Me gustaría que cualquier duda, ruego, pregunta o sugerencia me la comunicarais, bien al final de esta publicación o a través de mi correo electrónico -ferpema@usal.es- o twitter: @FernanMadrazo.

 

Que tengáis una buena semana. Hasta el próximo Martes

 

 

 

 

 

Comentarios

Carmen 17/02/2013 23:28 #1
Sin nuestros campos y bosques no somos nada. Debemos de conservarlos.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: